Una iglesia australiana. multada por una cura "milagrosa" contra el covid-19

Las autoridades australianas multaron a una iglesia con 151.200 dólares australianos (97.504 dólares o 90.134 euros) por la publicidad ilegal de un supuesto producto "milagroso" que contiene lejía y que falsamente asegura que previene y cura diversas enfermedades, incluyendo el covid.

La Administración de Productos Terapéuticos (TGA, siglas en inglés), agencia gubernamental que regula el sector, informó en un comunicado el miércoles que emitió doce multas contra MMS Australia, una filial de la estadounidense Iglesia de Salud y Curación Genesis II.

MMS Australia promueve el "suplemento mineral milagroso" (MMS, siglas en inglés), un producto que contiene clorito de sodio, una lejía industrial que se utiliza para blanquear papel o limpiar piscinas y es nociva para el consumo.

La TGA remarcó que "no hay evidencia clínica ni científica aceptada de que MMS pueda curar o aliviar cualquier enfermedad. El uso del MMS presenta riesgos graves a la salud y puede provocar náuseas, vómitos, diarrea y grave deshidratación, lo que en algunos casos puede resultar en la hospitalización".

El mes pasado un juez de Miami, en Estados Unidos, ordenó detener la venta de esta solución mineral como parte de una demanda contra los fabricantes de esta "cura milagrosa", también conocidos como la "Iglesia de la lejía" en alusión al químico presente en sus productos.

Las autoridades estadounidenses urgieron entonces a parar de inmediato el consumo de estas soluciones minerales u otros productos de clorito de sodio bajo los nombres Miracle o Master Mineral Solution, Miracle Mineral Supplement, MMS, Cloro Dioxido (CD) Protocol y Water Purification Solution (WPS).

Génesis vende MMS a través de sus sitios de internet, incluyendo Australia, alegando que "curará, mitigará, tratará o evitará el coronavirus, que incluye el covid-19, así como otras enfermedades".

Los casos por los daños a la salud causados por el uso del MMS se han denunciado en diversas partes del mundo desde hace una década.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal