Pompeo insiste en la teoría del coronavirus salido del laboratorio: "Ahora todos lo ven"

Parece que el origen del SARS-CoV-2, el coronavirus que ha provocado que el mundo entero esté en alerta por una enfermedad hasta ahora desconocida y con ciertas similitudes a la epidemia de SARS de 2003, sigue siendo tema de conversación en el seno del Gobierno estadounidense. Desde el inicio de la pandemia, antes incluso de que Estados Unidos se viera afectada —a día de hoy tiene un tercio de todos los contagios del mundo—, se ha venido advirtiendo sobre la posibilidad de que el coronavirus hubiera sido fabricado en un laboratorio, aunque la ciencia siempre ha sido clara y ha negado esta posibilidad. Donald Trump ha defendido siempre esta teoría e incluso ha abierto una investigación al respecto, y hace apenas unos días, insistía en su teoría, a pesar de que la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI, por sus siglas en inglés) hubiera informado en un comunicado de que había un "amplio consenso científico" que conlucía que el virus no había sido fabricado por el ser humano o modificado genéticamente. Trump seguía en su postura: sigue creyendo que es obra de un laboratorio de Wuhan, y asegura tener "información de confianza" que respalda sus argumentos.

Ahora, el turno de defender (más o menos) esta teoría es el del secretario de Estado, Mike Pompeo, quien en una entrevista concedida al programa 'This Week' de la cadena ABC ha asegurado que existe una "enorme evidencia de que ahí [en un laboratorio de Wuhan] es dónde comenzó todo". "Hemos dicho desde el principio que este era un virus originado en Wuhan, China (...) pero creo que ahora todos lo pueden ver". Hasta ahora, Pompeo había exigido a las autoridades chinas más "honestidad" a la hora de explicar "realmente cómo se expandió el virus", y ha llegado a acusar a Pekín de "saber del virus antes de decidirse a dar información al público".

EP

"Hay que recordar que China tiene un gran historial a la hora de infectar al mundo, y tienen también cierto historial en lo que a laboratorios de poca calidad se refiere", ha señalado en la entrevista, antes de insistir en que "no es la primera vez que el mundo se expone a virus como resultado de errores en algún laboratorio chino". "Así pues, mientras la comunidad de Inteligencia continúa haciendo su trabajo, que debería seguir haciendo, y verificarlo para estar seguros, pudo deciros que hay una gran evidencia de que esto proviene de un laboratorio en Wuhan", ha continuado.

Al preguntarle acerca de si considera que el virus pudo ser fabricado por el hombre, Pompeo ha respondido —no sin ciertas incongruencias— que sí, que "los mejores expertos en la materia parece que creen que fue fabricado por el hombre" y que no existen motivos por los que él no tenga que creer esta hipótesis; no obstante, al recordarle el informe publicado recientemente por su oficina de Inteligencia, en el que sostienen que existe un amplio consenso entre los científicos de que no fue creado por ningún ser humano, ha respondido lo contrario que al inicio: "Es correcto. Estoy de acuerdo con eso. Sí, he visto su análisis. He visto el resumen que se ha publicado recientemente y no tengo motivos para dudar de su exactitud".

"¿Pero entonces, no cree que fue fabricado o genéticamente modificado?", preguntó directamente la entrvistadora. "He visto lo que dice la comunidad de Inteligencia. No tengo ninguna razón para creer que se hayan equivocado", ha respondido el propio Pompeo, momento que ha aprovechado para crtiticar al régimen chino al que acusa de desinformar a la población. "Hay que poner todo en contexto. Esto es lo importante: el Partido Comunista de China (PCCh) tuvo la oportunidad de prevenir todas las calamidades que le han ocurrido al mundo. Y ahora nos encontramos en este punto: tú y yo hablando hablando de que llevamos tiempo sin vernos físicamente. Esto es lo que le ocurre a la gente de todo el mundo", ha añadido.

Wuhan se mantuvo en confinamiento durante dos meses antes de recuperar poco a poco la normalidad (EFE)Wuhan se mantuvo en confinamiento durante dos meses antes de recuperar poco a poco la normalidad (EFE)Wuhan se mantuvo en confinamiento durante dos meses antes de recuperar poco a poco la normalidad (EFE)

La "enorme crisis" en la que se encuentra todo el planeta es, según el jefe de la diplomacia estadounidense, consecuencia de un PCCh que ha regresado "a la desinformación y al ocultamiento típicos de los regímenes autoritarios". "Si esos científicos hubieran estado operando en Estados Unidos, lo habrían hecho público. Habría habido un intercambio de ideas y habríamos identificado rápidamente las posibles respuestas", ha afirmado, mientras que ha asegurado que China se ha comportado como "lo hacen los regímenes autoritarios, intentando ocultar y confundir". "Y ha empleado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer lo mismo", ha añadido. Estados Unidos retiró su financiación a la OMS hace apenas dos semanas por su gestión del covid-19.

"China sigue bloqueando al mundo occidental"

Al ser cuestionado acerca de si considera que el virus fue liberado intencionadamente o si pudo ser un error humano o algún tipo de accidente, Pompeo ha preferido no responder claramente. "No tengo nada que decir al respecto, creo que todavía queda mucho por saber", ha afirmado. Sin embargo, ha continuado con su crítica al gigante asiático, al lamentar que aun tratando de "responder a todas estas preguntas", las autoridades del país impidió tanto a científicos estadounidenses como a la propia OMS acudir a ninguno de los muchos laboratorios chinos.

"Esto es un desafío que todavía está ahí, tenemos que entrar, todavía no tenemos las muestras del virus que necesitamos", ha subrayado. "Es una amenaza que permanece, una pandemia activa. Y el PCCh sigue bloqueando el acceso al mundo occidental, a los mejores científicos del mundo, para tratar de descubrir exactamente qué es lo que pasó allí. Así que no puedo contestar a esa pregunta, porque el PCCh se ha negado a cooperar con expertos de la salud de todo el mundo", ha lamentado.

El jefe del Instituto de Virología de Wuhan, epicentro de la pandemia, ya negó categóricamente que la enfermedad hubiera salido de sus laboratorios; hace algunas semanas el Ministerio de Sanida despañol aseguraba que parecía "claro" que el murciélago era el origen reservorio del coronavirus, mientras que la OMS ha insistido hasta la saciedad en que todas las pruebas disponibles apuntan al origen animal del virus.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal