Investigan a una mujer que subió un vídeo boxeando con un pastor alemán

El estado de Idaho ha detenido a una mujer que subió a Snapchat un vídeo en el que se le ve boxeando con un pastor alemán. Las imágenes han corrido por las redes sociales provocando la repulsa de las asociaciones animalistas, que lanzaron una investigación que sirvió para dar con la protagonista del vídeo y con el perro.

La mujer lleva guantes de boxeo y pega varios golpes en la cabeza al perro, mientras se escucha a quien está grabando el vídeo decir: "Estamos boxeando con animales. ¿Dónde está Sarah McLachlan?" Hace referencia a la cantante canadiense que se ha convertido en uno de los rostros de la lucha contra el maltrato animal en Estados Unidos. Al final del vídeo se escucha a la mujer decir que "le golpeé tan fuerte que lo sentí a través de los guantes".

Ahora, la ONG Idaho Humane Society ha publicado en su cuenta de Facebook un mensaje en el que explican cómo está la situación: les llegó el vídeo por varias fuentes y, aunque ya ha sido borrado de la cuenta de Snapchat en la que se colgó, lanzaron una investigación que sirvió para dar con la agresora y denunciarla ante las autoridades.

Cárcel o multa

En ese post en las redes sociales, la ONG explica que están esperando la acusación que proponga el fiscal: "El artículo al que el fiscal puede acogerse es el 25-3518: GOLPEAR Y MALTRATAR A LOS ANIMALES. Toda persona que azota cruelmente, golpea o trata de manera maliciosa a cualquier animal, o acosa maliciosamente con un perro cualquier caballo, oveja, cerdo u otro ganado, será culpable de un delito menor y será castigado de acuerdo con la sección 25-3520A de las Leyes de Idaho".

La agresora podría enfrentarse a una pena de hasta seis meses de prisión o una multa de 5.000 dólares

Además, la ONG señaló que "la Sociedad Humanitaria de Idaho trabaja para proteger a todos los animales del maltrato. También creemos que debido a que los animales domésticos son producto de la intervención humana, tenemos una obligación muy especial con respecto al trato humano y la administración responsable".

Tal y como publica LadBible, la agresora podría enfrentarse a una condena de hasta seis meses de cárcel o a una multa de 5.000 dólares. De momento, no ha trascendido el nombre de la detenida ni se sabe nada más sobre el estado del perro.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal