Intercambio de disparos en la DMZ tras tiros de Corea del Norte: "Pedimos explicaciones"

La mañana del domingo ha arrancado con una serie de disparos en la denominada Zona Desmilitarizada (DMZ), en la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur. Un oficial del Estado Mayor Conjunto surcoreano ha advertido de que poco antes de las 8:00 de la mañana varios disparos procedentes del norte han alcanzado un puesto de guardia de la zona surcoreana, provocando así la respuesta de Seúl. El intercambio de disparos ha tenido lugar en la ciudad fronteriza de Cheorwon, donde hallaron una serie de balas incrustadas en la pared del puesto de guardia, si bien creen que no se trata de algo intencionado.

[La DZM entre las Coreas]

No obstante, siguiendo el manual de respuesta establecido para el Ejército surcoreano, los militares respondieron con dos tandas de 10 disparos de vuelta, retransmitiendo, además, una serie de advertencias, tal y como señala la agencia surcoreana de noticias Yonhap. Sin víctimas ni daños en las instalaciones, todavía se desconoce si ha habido algún daño en la parte del Norte. "Hemos enviado un aviso al lado norcoreano a través de la línea de comunicación intercoreana sobre las 9:35 de la mañana, y pedimos explicaciones [por lo que ha ocurrido]", ha añadido el oficial.

Todo apunta, según Seúl, a un incidente no intencionado. El Ejército está investigando lo que ha ocurrido, analizando los proyectiles encontrados en la escena y también las posibles motivaciones de Corea del Norte para haber iniciado una serie de disparos en la frontera. "Estaba bastante nublado, y los soldados norcoreanos normalmente rotan los turnos a esa hora", ha señalado el oficial del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur. Asimismo, no se han registrado movimientos inusuales por parte de los militares de Corea del Norte.

La ciudad fronteriza de Cheorwon, en la DMZ entre las dos Coreas (Reuters)La ciudad fronteriza de Cheorwon, en la DMZ entre las dos Coreas (Reuters)La ciudad fronteriza de Cheorwon, en la DMZ entre las dos Coreas (Reuters)

A pesar de que parece que no hay intenciones por parte del vecino del norte, Seúl ha dejado claro que este incidente viola el acuerdo militar bilateral firmado en septiembre de 2018 y han instado a las autoridades norcoreanas a cumplir plenamente este acuerdo. Según el mismo, quedaban establecidas varias zonas de defensa terrestre y marítima y acordaron cesar todos los actos hostiles entre ellos, con el objetivo de reducir las tensiones y generar un clima de confianza. De hecho, este ha sido el primer intercambio de disparos entre las dos Coreas a lo largo de la frontera desde 2017, cuando Corea del Norte disparó contra uno de sus soldados que trataba de desertar y escapar hacia Corea del Sur.

Además, este incidente tiene lugar en una situación en que las relaciones entre las dos Coreas se encuentran estancadas y apenas un día después de la presunta reaparición del líder norcoreano, Kim Jong-un, queriendo así poner fin a los rumores sobre el estado de salud del mismo y las especulaciones sobre quién sería su sucesor (o sucesora) en caso de que el líder falleciera o tuviera que retirarse por problemas de salud.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal