Encuentran a un hombre que fue secuestrado de niño en China hace 32 años

El 17 de octubre de 1988, Mao Zhenjing volvía a casa junto a Mao Yin, su hijo de dos años al que acababa de recoger en la guardería. Vivían en la ciudad de Xian, en el centro-este de China, y durante el camino el pequeño tuvo sed, por lo que su padre se detuvo a la puerta de un hotel para entrar a pedir un poco de agua. Cuando regresó, Mao Yin había desaparecido.

Ahí comenzó una búsqueda que no se ha detenido durante los últimos 32 años: Mao Zhenjing renunció a su trabajo y se dedicó a buscar a su hijo por todas partes. Imprimió y más de 100.000 octavillas para repartirlas por las decenas de ciudades y pueblos en los que trató de dar con su hijo, pero no hubo suerte: había desaparecido y no dejó rastro.

La madre de Mao Yin, Li Jingzhi, se unió a Baobei Huijia, una organización que intenta ayudar a padres cuyos hijos han desaparecido. Participó en numerosos programas de televisión de su país para pedir ayuda y tratar de dar con su hijo, sin suerte. Llegó a seguir hasta 300 pistas, pero no encontró nada. Hasta ahora.

El ADN fue decisivo

El pasado mes de abril, la policía informaba a Mao Zhenjing y Li Jingzhi de que una persona de la provincia de Sichuan podría estar relacionada con su hijo. Pese a encontrarse a 1.000 kilómetros de distancia de Xian, los padres del pequeño desaparecido no se lo pensaron dos veces y accedieron a participar en unas pruebas de ADN.

Jorge C. Parcero

La policía había recibido la información sobre un hombre que había sido adoptado siendo aún muy pequeño. Se llamaba Gu Ningning y dirigía un negocio de decoración de hogar. Las autoridades le pidieron que se hiciera también la prueba de ADN y, cuando cruzaron los datos, no hubo lugar a dudas: era Mayo Yin, el niño desaparecido 32 años atrás.

La policía descubrió que Mao Yin había sido vendido a una pareja sin hijos por 6.000 yuanes, unos 775 euros al cambio de hoy en día. La investigación sigue abierta y no se han dado datos sobre los secuestradores ni sobre la pareja que crio a Mayo Yin. Li Jingzhi recibió la noticia el día que se celebra en China el Día de la Madre y reconoce que "este es el mejor regalo que he recibido nunca".

Mao Yin había sido vendido a una pareja sin hijos por 6.000 yuanes, unos 775 euros al cambio de hoy en día

Mientras, Gu Ningning ha explicado a SCMP que se siente extraño y que "no estaba seguro" sobre cómo será su futuro a partir de ahora, aunque tiene claro que pasará tiempo con sus padres biológicos. Mao Yin, hoy Gu Ningning, es parte de una terrible estadística según la cual cada año desaparecen en China más de 20.000 niños, la mayoría secuestrados, según la organización Baobei Huijia.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal