China podría sufrir una segunda oleada de Covid-19, según el Fernando Simón chino

China podría sufrir una segunda oleada de infecciones por el coronavirus a causa de que no hay inmunidad entre su población. Así lo ha advertido Zhong Nanshan, el asesor médico principal del gobierno chino.

Tras meses de lucha contra la pandemia, China parece que tiene controlado el virus, pero los temores a un nuevo rebrote no han desaparecido, tras informaciones de contagios en Wuhan, el origen de la epidemia, y en algunas provincias del noroeste. En declaraciones a CNN, Zhong Nanshan, el principal asesor médico del gobierno, ha alzado la voz y ha advertido de que el peligro no ha pasado: "La mayoría de los chinos en este momento siguen siendo susceptibles de infectarse por Covid-19, debido a la falta de inmunidad". Para Zhong, "estamos enfrentándonos a un gran desafío. En este momento no estamos mejor que los países extranjeros".

Carlos Barragán

Zhong es conocido como el "héroe del SARS" en China por combatir la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo en 2003. Esta vez, ha liderado la respuesta del coronavirus del país, especialmente en las primeras etapas críticas del brote. El médico reconoce que desde Wuhan no se dio toda la información disponible al comienzo de la pandemia. "A las autoridades locales no les gustaba decir la verdad en ese momento. Al principio guardaron silencio, y entonces pensé que, probablemente, teníamos un mayor número de personas infectadas".

La vacuna "tardará años"

Zhong sostiene que empezó a sospechar cuando el número de casos reportados oficialmente en Wuhan permaneció en 41 durante más de diez días, a pesar de las infecciones que estaban surgiendo en el extranjero. "No creí esos datos, así que seguí preguntando para que me dieran el número real. Supongo que eran muy reacios a responder a mi pregunta", añade. Posteriormente, el gobierno central anunció que "todas las ciudades y todos los departamentos del gobierno, debían reportar el verdadero número de enfermos, y que si no lo hacían, serían castigados. Así que desde el 23 de enero, creo que todos los datos han sido correctos", agrega Zhong.

El nuevo coronavirus ha matado al menos a 316.000 personas en todo el mundo, mientras los científicos siguen intentando encontrar una vacuna, algo que para Zhong "tardará años".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal