Un senador de Arkansas pide impedir a chinos estudiar ciencia y tecnología en EEUU

La crisis del coronavirus sigue aumentando la tensión diplomática entre China y Estados Unidos. El último movimiento al respecto ha sido una afirmación del senador republicano de Arkansas, Tom Cotton, que ha señalado que Estados Unidos debería prohibir a los estudiantes chinos estudiar ciencia y tecnología en el país.

Estados Unidos ya ha acusado a China de ser el país responsable de la epidemia de coronavirus que asola el mundo y ahora Cotton ha lanzado un nuevo ataque al gigante asiático señalando que había "pocas dudas" de que China quiere robar a EE.UU. la vacuna contra el covid-19.

Al mismo tiempo que acusaba a la nación comunista, Cotton indicaba que es un "escándalo" que las mentes más brillantes de China fueran entrenadas por Estados Unidos. "Si los estudiantes chinos quieren venir aquí y estudiar a Shakespeare y ‘The Federalist Papers’ (colección de ensayos para promover la ratificación de la Constitución de Estados Unidos), eso es lo que necesitan aprender de Estados Unidos. No necesitan aprender computación cuántica".

Esteban Hernández

Los ataques de Cotton no se quedaron aquí. El senador republicano por Arkansas ha afirmado que China había diseñado un "arma" contra el pueblo estadounidense y que los ciudadanos chinos robaban empleo en Estados Unidos, por lo que se tuvieron que reconsiderar los visados entregados a los estudiantes chinos, especialmente aquellos que vienen a realizar estudios de postgrado.

"Los servicios de inteligencia chinos están tratando activamente de robar la propiedad intelectual de Estados Unidos en lo que se refiere al virus que lanzaron al mundo, porque, por supuesto, quieren ser el país que atribuya el mérito por encontrar los fármacos o la vacuna, y luego usarla como influencia contra el resto del mundo", explicó el senador en una entrevista televisada.

¿Una guerra abierta?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya se ha referido a China como principal responsable del covid-19, llegando a señalar: "Fuimos atacados. Esto fue un ataque. Por cierto, esto no era sólo la gripe. Nadie ha visto nada como esto, 1917 fue la última vez", acusando a China de guerra biológica.

China, por su parte, ha criticado las demandas presentadas en su contra por varios estamentos estadounidenses, que defendían que los funcionarios chinos eran los culpables de la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores para China, Geng Shuang, fue categórico: "Estas llamadas demandas son muy absurda y no tienen ninguna base legal. Desde que comenzó el brote, China ha actuado de manera abierta, transparente y responsable, y el gobierno de EE. UU. debería desestimar tales litigios vejatorios".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal