Turistas españoles, "encerrados" en Roma por la cancelación improvisada de los vuelos

A las doce de la noche del lunes, un turista español podía aterrizar en Roma. A las 14 horas del martes, ya no podía volver. Este es el panorama con el que están lidiando ahora cientos de turistas españoles atrapados en Roma y en otra ciudades italianas ante la repentina decisión del Gobierno de España de cancelar los vuelos entre ambos países ante el brote de coronavirus. Una pequeña parte de los afectados, que parece son cientos, estaban concentrados la tarde-noche de ayer bajo el Consulado español en Roma a la espera de que las autoridades consulares les ofrecieran una salida para ellos viable.

“Estamos atrapados en Roma y no podemos salir. En el Consulado nos dicen que la única forma de salir es tomar mañana un ferry que vale 50 euros y que no nos aseguran que vaya a partir. La otra que nos han comentado es por vía terrestre, pero nos dicen que quizá la frontera en Marsella mañana está cerrada y no podamos pasar”, explica Roció, de Benidorm, una de las afectadas.

Javier G. Jorrín

“Ayer por la noche llamamos desde Roma al Ministerio español para preguntar si las nuevas medidas en Italia afectaban a los turistas que estábamos aquí y nos dijeron que no, que era inconcebible que 2000 turistas españoles se quedaran encerrados en Italia. Aún así esta mañana vinimos a hablar con la Embajada y nos dijeron que no había ningún problema para volver. A mediodía, el Gobierno español saca una normativa que prohíbe los vuelos entre ambos países y estamos ahora aquí tirados. En el Consulado nos han dicho que intentemos salir del país cómo podamos. El propio Cónsul nos ha dicho que hay que venir con dinero por lo que pueda pasar” dice Mikel, de Gijón.

El grupo de españoles en Roma.El grupo de españoles en Roma.El grupo de españoles en Roma.

“Nosotros hemos venido a las diez y nos han dicho que no pasaba nada, pero que como precaución evitáramos el mezclarnos con muchos turistas. A las dos nos enteramos por la prensa que se cierran los vuelos”, explica una pareja con unos niños. “Hay un colegio de entre 50 y 60 niños de Alicante afectados”, señalan todos.

El desconcierto ante lo improvisado de la medida entre los turistas españoles es total. En el corrillo, bajo la misma ventana del consulado, hay un debate de ideas que, como todo en este virus, está lleno de rumores. “Hay la opción de salir con un vuelo con escala si lo hacemos esta noche porque nos han dicho que mañana en Italia cierran todos los aeropuertos”, dice una afectada. “No, en el grupo que hemos hecho de Whatsapp acaban de escribir que no dejan volar ya tampoco a Londres”, señala otra.

El miedo es perder trabajos o quedarse en un limbo que algunos no se pueden permitir. ¿Pedís que hagan algo como en Wuhan? “Pedimos que nos saquen de aquí. Si se puede salir en barco se puede salir en avión. Nos han dado hasta las doce de la noche para movernos”, responde Ainhoa, de Parla. ¿Y en los hoteles que les han dicho? “En el mío me han dicho que por esta situación me dejan a 45 euros la noche”, responde Rocío. “Si no nos dejan salir, que se hagan cargo de nosotros. Hay niños de por medio y discapacitados”, remarca Mikel.

"Nosotros hemos venido a las diez y nos han dicho que no pasaba nada, pero que como precaución evitáramos el mezclarnos con muchos turistas"

El Confidencial se ha puesto en contacto con el Consulado español que ha declinado contestar y se ha remitido a la Oficina de Información Diplomática en Madrid. Los afectados, sin embargo, han grabado una conversación en la puerta del consulado con una persona que se presenta como el canciller. En el video, una conversación de varios minutos, el representante de la Embajada escucha educadamente a los afectados y ofrece como solución factible tomar un barco de Roma a Barcelona: “Yo le puedo decir que a día de hoy, en el momento presente, el barco sale. Yo les recomiendo comprarse el billete; con toda seguridad va a zarpar la nave e ir a Barcelona”.

Luego, cuando los afectados le hablan de una repatriación, el representante consular contesta: “La repatriación es muy complicada y está pensada para casos muy específicos. Se sacó a un grupo muy pequeño de Wuhan, pero aquí hablamos de miles de españoles. Tenemos que traer decenas de vuelos”. A lo que una de las españolas responde: “No, lo que pedimos es que nos dejen volver en nuestros vuelos. Yo no pido nada, pido que me dejen tomar mi vuelo a Madrid mañana”.

En este punto, los turistas mantienen una conversación en la que se quejan repetidamente de la falta de previsión del Gobierno español de tomar una medida así en pocas horas, sin previo aviso, y sin dejar que nadie pueda “salir”.

"Nos dejáis tirados"

-“Sentimos que nos dejáis aquí tirados”, dice una mujer.

-“¿No es una solución mandar un avión?”, pregunta un hombre.

-“Es que no es uno, son muchos”, dice el canciller.

-“Los que hagan falta, esto es un problema que ha generado el Gobierno español. No nos han dado tiempo para buscar una alternativa”, replican varios de los afectados.

Fuentes de Exteriores han explicado a El Confidencial que los consulados y embajadas en el país tienen los canales de comunicación abiertos y que estos organismos están "procurando ayudar a los españoles a buscar soluciones alternativas". "Se están realizando las gestiones necesarias con las agencias de viaje para ver las posibilidades que las compañías y turoperadores puedan ofrecer a los afectados".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal