"Muertos por coronavirus y con coronavirus": ¿por qué hay tantos fallecidos en Italia?

Italia se ha ido adaptando a una realidad impensable solo hace dos semanas: el 30% de las muertes por Covid-19 en el mundo ya se produce en el país transalpino. El sistema sanitario italiano, junto al español uno con los mejores del mundo, se está reinventando para afrontar esta crisis. ¿Qué puede aprender España de una experiencia similar pero que acumula en torno a una semana de adelanto? Mucho. Aunque como ha manifestado el primer ministro, Giuseppe Conte, el país "no ha llegado aún al pico. Serán semanas duras".

Es decir, en Italia está aún todo por hacer. Pero ya hay cifras interesantes que analizar y el conteo de muertos por la dolencia es importante.

Javier Brandoli. Roma

Todo se ha ido aprendiendo en esta crisis casi sobre la marcha. El primer problema fue, por la congestión del sistema sanitario, diferenciar los síntomas del coronavirus y los de la gripe, indistinguibles la mayoría de las veces para los propios pacientes: "La vacunación contra la gripe es altamente recomendada porque permite diferenciar ambas enfermedades, más fácil y más rápido, llevando más velozmente al aislamiento de las personas con Covid-19", señala el Ministerio de Sanidad italiano.

"La gripe es una cosa y el coronavirus tiene unas características diferentes. Esto no es una gripe habitual. El 10% de los enfermos necesita asistencia respiratoria", ha explicado Fabrizio Pregliasco, famoso virólogo italiano de la Universidad de Milán. La mayor parte de los sanitarios italianos que están luchando contra el virus en los hospitales remarcan las diferencias entre ambas dolencias por las complicaciones respiratorias que presentan algunos enfermos con Covid-19.

A. Alamillos

Muertos 'por' coronavirus o 'con' coronavirus

Sin embargo, hay aquí también reputadas voces discordantes dentro del campo médico italiano. La microbióloga y directora del Hospital Sacco de Milán, Maria Rita Gismondo, uno de los hospitales en la zona cero, rebaja la alarma y matiza a sus compañeros.

“El efecto del coronavirus es similar al de una gripe estacional. Recordemos que en Italia, en 2019, han muerto 8.000 personas por gripe estacional. Las muertes por coronavirus no significa que han muerto por coronavirus, sino que al morir portaban el coronavirus”, señaló la afamada viróloga en el transcurso de una intervención en el canal de televisión Rete 4. Gismondo, además, ha afirmado en diversas entrevistas que el coronavirus en Italia se mueve desde noviembre: “Eso está confirmado, surge claramente de nuestros estudios en la Universidad de Milán y de los de otros grupos de científicos”, sostiene la científica.

Las muertes por coronavirus no significan que han muerto por coronavirus, sino que al morir portaban el coronavirus

Las palabras de la doctora tuvieron respuesta en el también virólogo de Milán Roberto Burioni, que colgó en su cuenta de Twitter los, según él, números reales de muertes por la gripe. El mediático experto señala que hubo por gripe 205 muertos en Italia en la temporada estacional entre 2018 y 2019. El estudio al que se refiere el médico afirma también que el 89,7% de esos fallecidos presentaba al menos una dolencia previa grave, como diabetes, tumores, problemas cardiovasculares, obesidad…

La rebaja de casos de muertes por gripe que afirma Burioni respecto a Gismondo se basa en que la gripe en muchos casos es un factor relativo en la muerte de pacientes con otras graves dolencias y, además, el dato solo se refiere a los casos de gripe grave confirmada. ¿No se aplicaría la misma lógica al coronavirus?

La respuesta la ha dado Angelo Borrelli, director de Protección Civil Italia, que explicaba el pasado 10 de marzo: “Hay que precisar que no se trata de muertos por coronavirus, sino de personas que han fallecido y entre sus diversas patologías tienen el coronavirus”. Es decir, la mayor parte de los casos son personas con cuadros de patologías ya muy graves. En las próximas semanas, se podrá precisar si son muertos a causa del coronavirus o muertos con coronavirus, una diferencia que será clave para evaluar a medio plazo la mortalidad real de la enfermedad.

¿Fallecidos de menos de 50? Un 0,1%

Según los datos del Instituto Superior de Sanidad, la edad media de los fallecidos en Italia hasta el pasado 6 de marzo es de 80,3 años. Por franjas de edad, el 14,1% tenía más de 90 años; el 42,2%, está entre 80-89 años; el 32,4%, entre 70-79 años, y el 11,2%, entre 50-69 años. El 0,1% restante queda para los esporádicos casos de fallecidos menores de 50 años.

Hay otro dato interesante en ese informe: "En general, el 15,5% de la muestra tenía entre cero y una patología; el 18,3% tenía dos patologías, y el 67,2% tenía tres o más patologías".

Un hospital en Roma. (EFE)Un hospital en Roma. (EFE)Un hospital en Roma. (EFE)

¿Cuántos casos de muertes de jóvenes, o menores de 40 años, ha habido? Hasta ahora, han sido casos aislados. Uno, de 39 años con un tumor previo; otro, de 39 años, sufría diabetes, obesidad y otras dolencias. El 15 de marzo hubo también un fallecido de 38 años, hasta ahora el más joven de Italia, en la región de Puglia. El joven estaba en silla de ruedas y llevaba años de tratamiento de diálisis.

¿Hasta cuándo durará el encierro?

En Italia, según las cifras del martes, ya hay 2.503 fallecidos con coronavirus y 31.506 contagios. Esa cifra seguirá subiendo. ¿Cuánto? Imposible saberlo. Ese dato se sabrá con precisión cuando acabe la epidemia y los números arrojen una visión más global de lo ocurrido.

En Italia, según el Instituto de Estadística, fallecieron 647.000 personas en 2019, lo que de media supone casi 54.000 decesos cada mes por todo tipo de causas. En 2018, el número total de fallecidos fue de 636.000. Comparando cifras, cuando esto se detenga, se sabrá el aumento de mortalidad general que ha portado esta pandemia.

A. Alamillos

El primer ministro Conte dijo que “se necesitarán dos semanas para ver los primeros resultados”. Ese será un primer punto de referencia que sirva de ejemplo a países como España del efecto y velocidad que tienen los aislamientos y demás medidas de restricción los movimientos en detener los contagios.

“Demasiado pronto para ver un cambio significativo. No debemos sorprendernos si las medidas de restricción no son aún evidentes”, ha dicho Fabrizio Pregliasco. De hecho, el médico que está luchando contra la dolencia en el epicentro del virus en Italia vaticina que “se ampliarán las medidas restrictivas después del 3 de abril”.

Y agrega: “Es difícil hacer predicciones, pero basándonos en la tendencia del coronavirus en China junto con los datos de Italia, podemos estimar que el pico del problema será a finales de marzo y se acabará entre finales de mayo y junio. Será interesante ver cómo se comporta China en los próximos días, ahora que parece que casi ha salido de la emergencia”.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal