El mapa del coronavirus: ¿a qué países alcanza el Covid-19 además de España?

El coronavirus causante del Covid-19 ha causado, hasta la fecha, más de 4.600 muertes y ha infectado a más de 125.000 personas en todo el mundo. Aunque la mayoría de casos se han registrado en las proximidades de Wuhan, la megalópolis de la provincia china de Hubei donde se originó la infección, la cepa parece remitir en el país asiático, que ya se centra en prevenir contagios importados mientras Europa vive el proceso inverso: Italia, España, Alemania y Francia exploran diferentes vías para que la propagación no se descontrole en sus territorios.

[Última hora del coronavirus Covid-19]

El coronavirus ya es una pandemia, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). "En las últimas dos semanas, el número de casos de Covid-19 fuera de China se ha multiplicado por 13 y el número de países afectados se ha triplicado", informaba el pasado 11 de marzo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director del organismo de Naciones Unidas especializado en gestionar políticas de prevención, promoción e intervención en salud a nivel mundial.

Fuera de las fronteras chinas, el virus ha infectado a casi 9.000 personas y se ha cobrado la vida de casi 350 en Irán, el segundo país más afectado de Asia por delante de Corea del Sur, que registra alrededor de 7.800 infecciones y 66 muertes; y Japón, donde el número de contagios supera el millar si se incluye a los pasajeros del crucero aislado frente a las aguas de Yokohama. Especialmente rápida ha sido su expansión en Italia, donde más de 12.400 personas padecen la enfermedad y unas 830 han muerto.

España ya es el tercer país con más casos de coronavirus fuera de Asia, lo que ha provocado que países como Israel, Rumanía, Jordania, Vietnam, Arabia Saudí, Chile o El Salvador impongan restricciones que van desde el veto a ciudadanos españoles o a aquellos que hayan pisado en las últimas semanas suelo español hasta cuarentenas obligatorias. España se suma así a la lista de países con alto nivel de riesgo, de la que ya forman parte las provincias más afectadas de China, Hong Kong, Macao, Singapur, Corea del Sur, Japón, Irán e Italia.

Mientras el coronavirus sigue expandiéndose por Europa, el viejo continente no descuida su otro frente ante la amenaza de una crisis semejante a la de 2008. La preocupación llega a tal punto que el Banco Central Europeo (BCE) ha lanzado un paquete de medidas que relaja los requisitos de capital de los bancos para aliviar el trago y evitar que se frene el crédito. Si en los últimos años había una tendencia de elevar los requisitos de solvencia para evitar una nueva crisis financiera, ahora hay marcha atrás. Pero ni Lagarde ni el BCE han convencido al mercado, que lejos de recuperarse tras conocer la batería de medidas de estímulo, ha acelerado las ventas.

En la misma línea, la Unión Europea empleará "todas las herramientas necesarias" para que "pase la tormenta", según anunciaron este martes los presidentes de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y del Consejo Europeo, Charles Michel, tras una videoconferencia con los líderes de todos los países de la Unión Europea (UE). Para ello, el Ejecutivo comunitario interpretará con la máxima flexibilidad las normas fiscales del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, permitirá que se puedan movilizar ayudas de Estado para las empresas que lo necesiten y creará un "fondo de respuesta al coronavirus" para contrarrestar el "gran impacto económico potencial" de la crisis sanitaria.

Más de 3.000 casos en España

El número de contagios por coronavirus en España ya supera los 3.000. Más de una tercera parte de ellos se han detectado en la Comunidad de Madrid, donde se localizan tanto la mayoría de fallecidos como de ingresados graves. "Tiene sentido porque los brotes que hay en Madrid están asociados a residencias de mayores o a poblaciones frágiles, lo cual implica que la letalidad es mayor que en otros sitios", explica el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que descarta la posibilidad de bloquear la región.

Ante el vertiginoso aumento de contagios, el Consejo de Ministros ha adoptado un plan de choque para mitigar los efectos del Covid-19 que, a grandes rasgos, pasa por extender la recomendación de cerrar los centros educativos al conjunto del país, transferir 2.800 millones de euros a las comunidades autónomas para que puedan "destinar los recursos necesarios" a la atención sanitaria y aprobar una norma para garantizar el suministro de medicamentos y el material sanitario esencial fijando precios máximos, "si es necesario".

Este nuevo paquete de medidas, entre las que también se incluyen, aplazar las deudas de las pymes y dotar una línea de crédito para el transporte y los autónomos, se suman a la ya anunciada suspensión de los vuelos directos entre España e Italia hasta el 25 de marzo, al decreto según el cual todas las personas en aislamiento preventivo se consideran en incapacidad temporal asimilada a la baja, la cancelación de todos los viajes del Imserso por espacio de un mes y a la obligación de que los eventos deportivos que supongan movimiento de aficionados se jueguen a puerta cerrada.

A nivel autonómico, se valora, caso a caso, qué eventos que impliquen aglomeraciones se mantienen y cuáles no, mientras que en las zonas de transmisión comunitaria alta —Comunidad de Madrid, Vitoria, Labastida (Álava) y La Rioja— se han suspendido todas las actividades colectivas en espacios cerrados para aforos de más de 1.000 personas y se reducen a un tercio en los locales con un aforo menor. Además, todas las comunidades autónomas anuncian, gradualmente, la suspensión de toda la actividad docente siguiendo la recomendación del Ejecutivo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal