El coronavirus retrasa hasta el Brexit: la UE y Reino Unido suspenden las negociaciones

Londres y Bruselas suspenden la segunda ronda de negociaciones post Brexit, prevista para la próxima semana en la capital británica, debido a la crisis del coronavirus. Ambas partes han publicado un comunicado explicando que están "estudiando otras alternativas" como la "videoconferencia". La gran pregunta es: ¿Podría la pandemia dejar ahora "atado" al Reino Unido a la UE?

El país abandonó oficialmente el bloque el pasado 31 de enero. Sin embargo, hasta el próximo 31 de diciembre, existe un periodo de transición en el que, en la práctica, todo sigue igual, incluida la libertad de movimiento. Durante este plazo, Londres y Bruselas deben cerrar -o al menos intentarlo- las futuras relaciones que, entre otros, engloban seguridad (donde Londres ya ha anunciado que saldrá de la Euroorden) y el nuevo acuerdo comercial.

A. Alamillos

Downing Street ya ha advertido que si para junio no hubiera avances, se levanta de la mesa de negociaciones para preparar al Reino Unido en regir sus nuevas relaciones con los Veintisiete estrictamente bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio, lo que viene a ser un Brexit duro.

Hasta ahora nadie dudaba que el primer ministro iba en serio con su órdago. Pero la pandemia del Covid-19 ha puesto todo patas arribas. En teoría, Londres podría solicitar antes de julio una ampliación de plazos de uno o dos años. Pero Michael Gove -a efectos prácticos el vice primer ministro- ha rechazado que vaya a ser el caso. "Podría haber retrasos en las negociaciones, pero el periodo de transición no va extenderse más allá de diciembre", recalca.

¿El Brexit tendrá que esperar?

En cualquier caso, ningún Gobierno puede prever ahora cómo va a evolucionar en los próximos meses la epidemia del coronavirus, por lo que los medios británicos ya empiezan a especular con la posibilidad de que el Brexit tendrá que esperar.

De momento, tras el fracaso de la primera ronda de conversaciones -donde ambas partes tan sólo acordaron que estaban en desacuerdo en los puntos más importantes-, la segunda toma de contacto se ha tenido que suspender cuando el Reino Unido ni siquiera sufre aún el pico de la epidemia.

Este jueves, se habían registrado 10 muertes y 590 casos. Aunque el Ejecutivo estima que en realidad hay alrededor de 10.000 casos.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal