Última hora del coronavirus: inquietud en Rusia por la fuga de pacientes en cuarentena

El coronavirus Covid-19 se ha cobrado la vida de 1.770 personas y mantiene infectadas a 70.548 en China, según el balance de afectados compartido por el Ministerio de Salud del país asiático. Las autoridades sanitarias han confirmado 2.048 nuevos casos hasta la noche del domingo, así como 105 muertes, de las cuales se produjeron 100 en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan, el epicentro de la epidemia que mantiene en alerta a medio mundo desde el pasado mes de diciembre.

Las autoridades de Hubei han extendido a 24 millones de personas más las restricciones de movimiento, de acuerdo con el diario hongkonés 'South China Morning Post'. Las nuevas normas supondrán el cierre efectivo de unas 200.000 comunidades rurales en las que viven unos 24 millones de personas. En ellas sólo se habilitará un único punto de entrada y salida, bajo vigilancia, una medida también aplicada en las urbanizaciones residenciales de las ciudades. En cualquier caso, tanto el acceso como la salida estarán limitados: solo los residentes podrán entrar a sus pueblos, mientras que únicamente una persona de cada hogar tendrá permiso para salir de él cada tres días al objeto de comprar los productos imprescindibles.

Europa Press

No obstante, hay razones para el optimismo si se tiene en cuenta que este lunes apenas se han registrado 115 casos fuera de Hubei, lo que supone un descenso más allá del foco de la infección por decimotercer día consecutivo. En la misma línea, se han registrado 1.563 nuevos casos sospechosos del virus, al tiempo que la cifra de enfermos graves ha disminuido en 628, mientras que 1.425 pacientes recibieron el alta médica. Este último dato significa que 10.844 personas se han recuperado de la enfermedad.

El régimen chino ocultó durante dos semanas la gravedad del coronavirus

Mientras tanto, el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo, el Parlamento de China, ha acordado reunirse a finales de febrero para pronunciarse sobre la posibilidad de aplazar la reunión anual de la cámara legislativa. Zang Tiewei, portavoz del Comité de Asuntos Legislativos ha explicado a la agencia 'Xinhua' que la reunión anual del Parlamento estaba prevista para el 5 de marzo en Pekín pero, tras la aparición del brote de coronavirus, las medidas de prevención y de control se han situado en primer plano y el objetivo debe ser impedir la propagación del virus y ganar la batalla sin ahorrar esfuerzos.

Fuera de las fronteras chinas, la atención mediática se centra en el crucero Diamond Princess, que desde el pasado 5 de febrero se mantiene en cuarentena frente a las costas japonesas de Yokohama con 355 infecciones confirmadas a bordo. Entre ellos, se encuentran 40 estadounidenses que han dado positivo, tal y como ha informado este domingo el director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, Anthony Fauci.

En un principio, los ciudadanos estadounidenses iban a ser evacuados una zona especial establecida por el Gobierno de su país para que pasaran una segunda cuarentena después de haber estado aislados 14 días en la embarcación. Pero a falta de tan sólo dos días para cumplir ese período, la nueva decisión es que "no irán a ninguna parte" y permanecerán en hospitales japoneses. "Las personas que tienen síntomas no podrán subir al avión de evacuación", ha aclarado Fauci, quien ha añadido que en caso de que las personas evacuadas comiencen a desarrollar síntomas, "serán segregadas dentro".

Una mujer forzó un cortocircuito en el cierre eléctrico del hospital de San Petersburgo para escapar de la cuarentena obligatoria

Por su parte, Camboya ha suspendido temporalmente el desembarco de los pasajeros del crucero Westerdam, que atracó el viernes en el puerto de Sihanoukville tras ser rechazado por cinco países por miedo a nuevos contagios. El motivo es que una de sus pasajeras, también de nacionalidad estadounidense, ha dado positivo en la enfermedad. La medida afecta a 747 tripulantes y a 236 pasajeros, entre ellos una ciudadana española, así como a 300 viajeros actualmente alojados en un hotel de lujo de Phnom Penh, entre ellos cuatro españoles.

En Rusia, el Gobierno estudia endurecer el control sobre los pacientes en cuarentena tras registrar varios casos de fuga de los centros médicos donde fueron ingresados. Un tribunal de San Petersburgo ha ordenado el retorno de una mujer que la semana pasada forzó un cortocircuito en un cierre eléctrico del hospital de la ciudad para escapar del aislamiento tras regresar de un viaje a China. Más tarde, se supo que otros tres pacientes se habían escapado de la cuarentena obligatoria en el mismo centro y que también se habían registrado más casos en diferentes ciudades.

Primera muerte en Europa

Un octogenario chino que permanecía hospitalizado en París se convirtió este sábado en la primera víctima del Covid-19 en Europa. Había llegado a Francia desde Hubei el pasado 16 de enero y llevaba desde el 25 de enero ingresado en el hospital Bichat de la capital gala. La ministra francesa de Sanidad, Agnès Buzyn, ha explicado que se encontraba en estado muy grave, con respiración artificial.

En territorio español, el paciente infectado en La Gomera ha recibido el alta hospitalaria después de dar negativo en su segundo análisis, según ha confirmado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. El protocolo establece que "esta persona puede ya desarrollar con absoluta normalidad las actividades que desee, ya que no son necesarias medidas de restricción de ningún tipo". Otro ciudadano alemán que le acompañó en su viaje a Canarias ha concluido este jueves su periodo de vigilancia en domicilio de 14 días, mientras que sus otros cuatro acompañantes continúan con el seguimiento domiciliario que marca el protocolo fijado por el Ministerio de Sanidad en el municipio de Hermigua.

J. R. S.

También ha sido dado de alta el paciente británico ingresado en el Hospital Universitario Son Espases de Mallorca tras dar negativo por segunda vez en los análisis de las muestras, en las que los resultados constatan que está libre de carga viral. La Conselleria de Salud y Consumo ha explicado que estos son las cuartas muestras tomadas al paciente y habían sido enviadas a analizar al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

¿Qué síntomas presenta la enfermedad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que a finales de enero declaró la emergencia sanitaria internacional, admite que aún "no se sabe lo suficiente sobre el Covid-19 como para sacar conclusiones definitivas sobre cómo se transmite, las características clínicas de la enfermedad o el grado en que se ha propagado", pero se pueden buscar similitudes con otras cepas de coronavirus, que pueden presentarse de diversas formas; desde el resfriado común hasta la neumonía aguda. Si bien no se conoce de forma exacta su comportamiento, los científicos sostienen que no sólo se transmite mediante las secreciones respiratorias, sino además por el contacto físico.

Los signos comunes de infección incluyen fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. Las recomendaciones habituales para prevenir la propagación de infecciones incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, así como evitar el contacto con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.

Europa Press

Teniendo en cuenta las circunstancias especiales de esta infección, el mejor remedio es prevenir. La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha recordado que ante la posibilidad de que se pueda transmitir a través de los alimentos, las autoridades sanitarias de las zonas afectadas deben restringir el consumo de carne u otros productos que no estén adecuadamente cocinados. Además, los viajeros que hayan acudido recientemente a la zona y las personas que hayan estado en contacto con algunos de ellos pueden llevar a cabo algunas medidas por sus propios medios:

Evitar el contacto cercano con personas afectadas por infecciones respiratorias.Lavarse las manos de forma frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y sus entornos.Mantener una distancia de un metro entre personas (aproximadamente).Cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo o pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos después.Evitar el contacto cercano con animales vivos o muertos y sus secreciones.Evitar consumir productos de origen animal (evitar carne o alimentos poco cocinados o crudos).

Investigadores especializados en enfermedades infecciosas de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) y otras instituciones de Hong Kong, China y Francia han llegado a la conclusión de que es "muy probable" que el coronavirus Covid-19 se propagara más allá de Wuhan y otras ciudades antes de que las autoridades chinas pudieran activar las medidas de cuarentena. Al menos 128 urbes fuera de la zona de cuarentena, incluidas las que no se han notificado casos hasta la fecha, tienen un riesgo de exposición "mayor que el habitual". En el mismo país, expertos del Hospital Mount Sinai en Nueva York (Estados Unidos) han descrito a través de imágenes de una tomografía computarizada (TC) de tórax las características afectadas en los pulmones de los pacientes, lo cual puede ser clave para controlar el brote.

Aunque las restricciones de viaje se utilizan para detener la propagación de enfermedades infecciosas, un nuevo estudio de la Universidad de Washington y la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos) ha concluido que su efectividad para prevenir la expansión de virus y su contagio es "mayormente desconocida". "Algunas de las evidencias científicas sugieren que la prohibición de viajar puede retrasar la llegada de una enfermedad infecciosa a un país durante días o semanas. Sin embargo, hay muy pocas pruebas de que eliminen el riesgo de que la enfermedad cruce las fronteras a largo plazo", explica Nicole Errett, autora principal de este trabajo.

Pese a que se conocen dos casos de recién nacidos infectados al nacer, actualmente no hay evidencia de que la nueva enfermedad cause resultados adversos graves en los bebés o que pueda transmitirse al niño mientras está en el útero, según un pequeño estudio observacional de mujeres de Wuhan, China, que fueron atendidas en el tercer trimestre del embarazo y tenía neumonía causada por Covid-19. Los autores advierten que sus hallazgos se basan en un número limitado de casos, durante un corto período de tiempo y sólo incluyeron mujeres que llegaron al final del embarazo y dieron a luz por cesárea.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal