Última hora del coronavirus: 1.700 médicos infectados abren un nuevo frente en China

El coronavirus bautizado por la OMS como Covid-19 ha provocado, al menos, 1.380 muertes en China y ha infectado a más de 63.851 personas, según el informe que cada noche difunde el Ministerio de Salud del país asiático, que este jueves ha registrado 5.090 nuevos casos de infección y 121 muertes en 31 regiones. No obstante, la comisión encargada de ofrecer las cifras ha restado 108 fallecidos —de no hacerlo, la suma total debería ser 1.488— tras descubrir "estadísticas duplicadas" en la provincia de Hubei. La decisión llega apenas un día después de un cambio en los criterios de diagnóstico que disparó el balance de afectados.

A la imposibilidad de contener la infección se suma un nuevo frente para el Gobierno chino. Alrededor de 1.716 trabajadores del sector de la salud que combaten en primera línea el coronvirus se han contagiado y seis de ellos han muerto. Desde que estallara una inusual tormenta de críticas por la gestión de la epidemia, en particular tras la muerte la semana pasada del doctor Li Wenliang, el primero en dar la alarma y ser reprendido después por "difundir rumores", se han multiplicado las apariciones presidenciales y se han difundido mensajes en pantallas gigantes que advierten de que "la prevención y el control son responsabilidad de todos".

"Se ha comparado la gestión de esta crisis con la de la catástrofe nuclear de la central de Chernóbil en 1986. El problema es que Xi Jinping no es Mijaíl Gorbachov (el padre de la Pereistroika y último dirigente de la Unión Soviética), es más bien un Leonid Brezhnev (representante del ala dura del comunismo soviético)", argumenta en declaraciones a EFE el director del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Baptista de Hong Kong, Jean-Pierre Cabestan, que apunta al Partido Comunista Chino (PCCh) como principal correa de transmisión de la maquinaria propagandística. Hoy mismo, el órgano rector de la formación ha hecho oficial el reemplazo de sus secretarios en la provincia de Hubei y su capital, Wuhan.

En el plano internacional, las autoridades portuarias de Vietnam se han negado a dar autorización al crucero 'AIDAvita', que lleva a bordo más de 1.100 pasajeros europeos, por temor a que pueda llevar personas contagiadas con el coronavirus. La cara opuesta es la de Camboya, que este viernes ha permitido que tomen tierra los pasajeros del buque 'Westerdam', que fue rechazado por cuatro países pese a que ninguno de sus integrantes presentaba muestras de haber contraído la enfermedad. Por su parte, las autoridades de Japón han permitido la salida a aquellos pasajeros de mayor edad y con complicaciones de salud que viajaban a bordo del crucero 'Diamond Princess', que permanecía en cuarentena en el puerto de Yokohama desde el pasado 3 de febrero.

La emisora japonesa 'NHK' anunció ayer la primera muerte provocada por el brote en el país nipón, la tercera fuera de China continental después de la de un hombre de 44 años en Filipina y otro de 39 en Hong Kong. La nueva víctima es una anciana de unos 80 años que habría fallecido en la prefectura de Kanagawa, en la región de Kanto. En Rusia, 548 ciudadanos procedentes de China han sido puestos en cuarentena. "Para el día 13 de febrero en 66 entidades de la Federación de Rusia han sido desplegadas 129 unidades de observación médica con 7.615 camas, donde han sido puestos en cuarentena 548 ciudadanos chinos", afirma un comunicado de Rospotrebnadzor, el organismo ruso de defensa del consumidor. La mayoría de personas aisladas han ingresado en centros médicos de la regiones del extremo oriente de Rusia, limítrofes con China.

Desembarcan en Camboya los pasajeros del crucero sospechoso de coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estimó que las primeras pruebas para la vacuna contra el Covid-19 comenzarán en cuatro o cinco meses, aunque su uso generalizado no llegará hasta dentro de un año o año y medio. "Hay varias personas candidatas, y una o dos de ellas serán escogidas para pruebas en alrededor de cuatro o cinco meses", destacó la india Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS, al término de dos días de reuniones con 400 expertos de todo el mundo para analizar tratamientos, vacunas y otras medidas contra el coronavirus.

Los 21 españoles que fueron repatriados desde Wuhan han recibido el alta entre "besos y abrazos"

En territorio español, el paciente infectado en La Gomera ha recibido el alta hospitalaria después de dar negativo en su segundo análisis, según ha confirmado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias. El protocolo establece que "esta persona puede ya desarrollar con absoluta normalidad las actividades que desee, ya que no son necesarias medidas de restricción de ningún tipo". Otro ciudadano alemán que le acompañó en su viaje a Canarias ha concluido este jueves su periodo de vigilancia en domicilio de 14 días, mientras que sus otros cuatro acompañantes continúan con el seguimiento domiciliario que marca el protocolo fijado por el Ministerio de Sanidad en el municipio de Hermigua.

Por otra parte, los ciudadanos que fueron repatriados el pasado 31 de enero de Wuhan abandonaron ayer el hospital militar Gómez Ulla de Madrid "sanos", como vinieron, por lo que el personal sanitario que les ha atendido durante la cuarentena ha pedido que "nadie les dé de lado". Así lo ha puesto de manifiesto la jefa de Servicio de Medicina Preventiva, María Vicenta García, y la supervisora de Enfermería del hospital, Pilar Cárdenas, en una rueda de prensa ofrecida en el centro hospitalario, junto al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias de Sanidad, Fernando Simón. "Nos hemos despedido de ellos abrazándoles y dándoles besos", ha comentado Cadenas, quien ha subrayado que el personal sanitario ha tratado de hacer a estas personas la cuarentena "lo más llevadera posible".

La enfermedad sí que ha causado estragos en el el Mobile World Congress, pues GSMA, la entidad que lo organiza, ha decidido finalmente suspender el evento tras estar analizando la evolución del brote del coronavirus en las últimas semanas. "El nuevo coronavirus es una situación que cambia muy rápidamente", ha expresado la GSMA en un escueto comunicado. "Esto incluye reuniones periódicas con expertos de salud mundiales y españoles, además de nuestros socios, para asegurar la seguridad de los asistentes. Ya hemos implementado medidas sanitarias adicionales de cara al MWC 2020 y continuaremos buscando el consejo de expertos médicos de forma continua".

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha descartado que la suspensión de la cita se deba a una alerta sanitaria por el coronavirus y ha aludido a "otras razones" que habrían propiciado su cancelación, pero que no ha especificado. "No es por ninguna alerta sanitaria en nuestro país, que estamos en una situación de respuesta muy buena", ha asegurado en declaraciones a la prensa. "Tenemos una salud pública excelente y los contagios que ha habido han sido tratados correctamente. No hay motivos. Hemos estado en constante contacto con los organizadores del Mobile y a su disposición para poner todos los medios para garantizar la seguridad, ha insistido la también ministra de Presidencia y Relaciones con las Cortes.

La nota anecdótica de esta semana la puso un bazar chino ubicado en la calle Valdepeñas de Puertollano (Ciudad Real), cuyos propietarios han decidido someterse voluntariamente a un período de cuarentena después de haber viajado a China a finales de enero para celebrar el Año Nuevo. La decisión la han comunicado a sus clientes mediante un cartel que han colgado en la persiana del establecimiento, en el que se puede leer: "Estimados clientes: llegamos el 2 de febrero a Puertollano. Debido a la situación actual del coronavirus, vamos a aislarnos voluntariamente durante 14 días. ¡Abrimos el día 17 de febrero! Perdona por las molestias". Los vecinos se han mostrado tranquilos porque consideran que es una "garantía" de que "si ellos mismos se someten a una cuarentena sin necesidad ni obligación es porque cuando pase el periodo de los 14 días y no hayan tenido ningún síntoma relacionado con el virus, será prueba evidente de que no van a contagiar a nadie".

La cuarentena de 14 días es obligatoria en China. En este contexto, familiares y amigos del periodista Chen Qiushi, que habría viajado a Wuhan para informar del actual brote, han denunciado su desaparición: desde hace al menos cuatro días no tienen contacto con él, a pesar de que, según han indicado a 'CNN', habían hablado continuamente con él ante el temor de que fuera detenido por las autoridades. El pasado viernes, un día después de perder el contacto con él, un amigo cercano aseguró que las fuerzas de seguridad habían comunicado a la familia del joven que estaba detenido por la cuarentena, aunque todos desconocen su paradero. Amnistía Internacional ha denunciado el caso, recordando a China que no debería "utilizar la cuarentena como herramienta política para censurar".

No obstante, el período de incubación del nuevo coronavirus podría ser de 24 días, según ha explicado el epidemiólogo chino Zhong Nanshan, conocido por su trabajo en la gestión del brote de SARS y que ha sido nombrado asesor principal de la epidemia del virus. A su juicio, el período de incubación del nuevo brote podría ser tan corta como de cero días o tan larga como de 24, lo que supone 10 días más de lo que se creía hasta ahora. Las disposiciones de cuarentena para aquellos sospechosos de portar la infección actualmente se extienden 14 días.

Manuel Ángel Méndez

Aunque el epicentro del coronavirus está en Wuhan, se han detectado casos en más de 25 países y dos personas han muerto fuera de China continental: un hombre de 44 años en Filipina y otro de 39 en Hong Kong, donde hay medio centenar de infectados. La OMS, que hace una semana declaró la emergencia sanitaria global, ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos, especialmente teniendo en cuenta que los datos de fallecidos por el brote del nuevo coronavirus superan a los registrados a causa del brote de SARS que se detectó por primera vez en 2002. En 2003, más de 600 personas habían muerto en China a causa de este virus, mientras que la cifra a nivel global alcanzó los 765 fallecidos.

España ve innecesarias nuevas medidas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha querido tranquilizar este miércoles a los visitantes y participantes en el Mobile World Congress, al considerar innecesario tomar más medidas de protección de la salud pública que las decididas hasta ahora. En una rueda de prensa junto a la consejera de Salud catalana, Alba Vergés, el director de la Agencia de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha infromado de que en las últimas semanas se han evaluado en toda España 38 casos de posibles infectados por Covid-19, que finalmente se han concretado en sólo dos positivos, el turista alemán ingresado en La Gomera desde finales de enero y el ciudadano británico aislado en Mallorca durante la pasada semana.

Salvador Illa: "Ninguna razón de salud pública nos aconseja tomar medidas adicionales"

En ambos casos, "casi no han tenido síntomas" y actualmente la carga viral que presentan es muy baja, ha precisado Simón. No obstante, las autoridades sanitarias siguen de cerca la evolución de la familia del paciente inglés, que llegó a las Islas Baleares el pasado 29 de enero e "inició síntomas" a las 24 o 48 horas. La Dirección General de Salud Pública del Govern ha prestado especial atención a un niño de ocho años, cercano al entorno del hombre ingresado que presenta síntomas de gripe B tras haber estado en contacto estrecho con el afectado, si bien el resultado definitivo de las pruebas ha dado negativo. Por su parte, la mujer y la hija pequeña del ingresado no presentan síntomas, mientras que la hija mayor tiene una gripe confirmada y evoluciona favorablemente.

Manuel Ángel Méndez

El sgundo infectado en España "aparentemente" contrajo la enfermedad en Francia, en una estación de esquí. "Parece ser que era un grupo que viajaron juntos", manifestó Simón. Asimismo, ha confirmado que el caso positivo no va a ser trasladado a una unidad de alto nivel de aislamiento y que se quedará en las Islas Baleares "en aislamiento" en el hospital, donde el personal "está suficientemente preparado". "Para el tratamiento del coronavirus no es necesario una unidad de alto nivel de aislamiento", ha señalado. Además, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias ha explicado que la epidemia por coronavirus en China "está siendo lo esperado" y que el número de casos en los últimos días "es un número algo menor", aunque ha matizado que "es pronto para sacar conclusiones".

¿Qué síntomas presenta la enfermedad?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) admite que aún "no se sabe lo suficiente sobre el Covid-19 como para sacar conclusiones definitivas sobre cómo se transmite, las características clínicas de la enfermedad o el grado en que se ha propagado", pero se pueden buscar similitudes con otras cepas de coronavirus, que pueden presentarse de diversas formas; desde el resfriado común hasta la neumonía aguda. Si bien no se conoce de forma exacta su comportamiento, los científicos sostienen que no sólo se transmite mediante las secreciones respiratorias, sino además por el contacto físico.

Los signos comunes de infección incluyen fiebre, tos y dificultades para respirar. En casos más graves, la infección puede causar neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, insuficiencia renal e incluso la muerte. Las recomendaciones habituales para prevenir la propagación de infecciones incluyen lavarse las manos regularmente, cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar, cocinar bien la carne y los huevos, así como evitar el contacto con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos y estornudos.

Europa Press

Teniendo en cuenta las circunstancias especiales de esta infección, el mejor remedio es prevenir. La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha recordado que ante la posibilidad de que se pueda transmitir a través de los alimentos, las autoridades sanitarias de las zonas afectadas deben restringir el consumo de carne u otros productos que no estén adecuadamente cocinados. Además, los viajeros que hayan acudido recientemente a la zona y las personas que hayan estado en contacto con algunos de ellos pueden llevar a cabo algunas medidas por sus propios medios:

Evitar el contacto cercano con personas afectadas por infecciones respiratorias.Lavarse las manos de forma frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y sus entornos.Mantener una distancia de un metro entre personas (aproximadamente).Cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo o pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos después.Evitar el contacto cercano con animales vivos o muertos y sus secreciones.Evitar consumir productos de origen animal (evitar carne o alimentos poco cocinados o crudos).

Investigadores especializados en enfermedades infecciosas de la Universidad de Texas en Austin (Estados Unidos) y otras instituciones de Hong Kong, China y Francia han llegado a la conclusión de que es "muy probable" que el coronavirus Covid-19 se propagara más allá de Wuhan y otras ciudades antes de que las autoridades chinas pudieran activar las medidas de cuarentena. Al menos 128 urbes fuera de la zona de cuarentena, incluidas las que no se han notificado casos hasta la fecha, tienen un riesgo de exposición "mayor que el habitual". En el mismo país, expertos del Hospital Mount Sinai en Nueva York (Estados Unidos) han descrito a través de imágenes de una tomografía computarizada (TC) de tórax las características afectadas en los pulmones de los pacientes, lo cual puede ser clave para controlar el brote.

Pese a que se conocen dos casos de recién nacidos infectados al nacer, actualmente no hay evidencia de que la nueva enfermedad cause resultados adversos graves en los bebés o que pueda transmitirse al niño mientras está en el útero, según un pequeño estudio observacional de mujeres de Wuhan, China, que fueron atendidas en el tercer trimestre del embarazo y tenía neumonía causada por Covid-19. Los autores advierten que sus hallazgos se basan en un número limitado de casos, durante un corto período de tiempo y sólo incluyeron mujeres que llegaron al final del embarazo y dieron a luz por cesárea.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal