Reunión de emergencia sobre el coronavirus en la UE: situación "bajo control"

Sin pausa pero sin prisa. Con preocupación pero sin alarma. Así es como se está intentando tomar la Unión Europea la situación del coronavirus. En un intento por coordinar y lanzar un mensaje de calma, los ministros de Salud de la Unión decidieron el pasado viernes reunirse este jueves en Bruselas. La idea está clara: “Tenemos las cosas bajo control”, aseguraba el miércoles por la noche una fuente diplomática.

A contrarreloj desde el pasado sábado los diplomáticos y embajadores permanentes ante la Unión Europea han trabajado en un borrador de conclusiones en las que hacen un llamamiento a estrechar la coordinación, enumeran algunas medidas a tener en el radar si la situación se complica y tratan de enviar un mensaje de calma. A última hora del miércoles todavía no había acuerdo sobre el texto porque un Estado miembro se oponía al uso de una palabra.

Cotizalia

"La idea del Consejo es demostrar que la UE está tomando medidas apropiadas para esta situación, y que quiere prepararse para medidas que podrían tomarse en el futuro", explicaba la fuente, señalando que se quiere "enviar un mensaje político de calma".

En cualquier caso, la Unión Europea se enfrenta al reto del suministro de productos farmacéuticos, como ha reconocido Vili Beros, ministro de Salud de Croacia, que ostenta la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, que ha señalado que hay “preocupación” por el suministro, especialmente porque muchos de ellos se producen en la propia China. “Los ministros también se han referido a la necesidad de adoptar enfoques comunes ante posibles soluciones imprevistas con respecto al suministro de medicamentos y productos sanitarios”, ha señalado Beros en una rueda de prensa posterior al encuentro.

Vili Beros, durante la reunión. (EFE)Vili Beros, durante la reunión. (EFE)Vili Beros, durante la reunión. (EFE)

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, ha explicado que no hay problemas de suministro de fármacos, pero que ya se han establecido equipos de trabajo para monitorizar la situación. Kyriakides también ha mostrado su confianza en los sistemas sanitarios de los Estados miembros y ha ofrecido a las capitales la ayuda de la Comisión Europea en distintos campos, entre ellos en la compra conjunta de material sanitario.

Salvador Illa, ministro español, ha sido uno de los participantes en el encuentro. Ha llegado a Bruselas solo horas después de que se conociera la noticia de la cancelación del Mobile World Congress de Barcelona. “No hay ninguna razón de salud pública por la que no podamos celebrar tales encuentros”, ha explicado el ministro a su entrada, aunque ha mostrado su respeto por la decisión de la organización.

Marcos Lamelas. Barcelona

"Necesitamos un mensaje claro que indique que trabajamos de manera coordinada y que siempre tomaremos decisiones basadas en evidencias científicas, no en ningún otro tipo de consideraciones", ha señalado Illa, repitiendo los argumentos utilizados por los diplomáticos durante la elaboración de las conclusiones en los últimos días.

Fuentes diplomáticas subrayaban la importancia del mensaje enviado este jueves: “No hay pánico, no hay crisis y no deberíamos usar estas palabras porque todos los análisis nos siguen diciendo que la posibilidad de expansión en Europa sigue siendo muy reducido”. “No quiero minimizar (el problema), pero insisto, no minimizar no significa no tomar las medidas en base a las recomendaciones de los expertos”, ha señalado por su parte Illa.

Impacto económico

Uno de los focos de preocupación de la Unión Europea es el impacto económico que pueda tener el coronavirus. Fuentes europeas confirman que los ministros de Finanzas de la Eurozona abordarán el asunto en el Eurogrupo que se celebrará el próximo lunes en Bruselas.

Marcos Lamelas. Barcelona

La Comisión Europea también se ha mostrado preocupada este jueves, como ha reflejado en las previsiones económicas de primavera. “El brote y la propagación del coronavirus y su impacto en la salud pública, la vida humana y la actividad económica han sido motivo de creciente preocupación”, ha señalado Bruselas este jueves.

Paolo Gentiloni, hoy jueves. (Reuters)Paolo Gentiloni, hoy jueves. (Reuters)Paolo Gentiloni, hoy jueves. (Reuters)

Aunque el Ejecutivo comunitario cree que los efectos en este momento son “limitados”, y en palabras de Paolo Gentiloni, comisario de Asuntos Económicos y Financieros, se tratan de “asunciones” y “no de previsiones”, lo cierto es que la Comisión Europea está preocupada especialmente por su impacto en Alemania, ya que hay un riesgo ante “el impacto prolongado” del coronavirus “en el comercio exterior y las cadenas de suministros las que la industria alemana está particularmente expuesta”.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal