Nueva York prohíbe que las agencias cobren comisiones a quien alquila una vivienda

Nueva York ha decidido prohibir las comisiones que los agentes inmobiliarios cobran a quien alquila una vivienda y que, de forma muy habitual, llegan a suponer un 15 % de la renta de un año, fácilmente varios miles de dólares. Por lo tanto, a partir de ahora quienes deberán abonar dicha cuantía a los agentes serán los propietarios, tal y como recoge un añadido incluido por sorpresa esta semana a las leyes de alquiler aprobadas el año pasado.

Los agentes únicamente podrán cobrar una comisión a los inquilinos en caso de que ellos sean quienes los contratan para ayudarles en la búsqueda de una vivienda, un gesto muy poco habitual, pues, a día de hoy, habitualmente es el propio interesado el que encuentra el anuncio de un piso en plataformas de internet, pero luego se ve obligado a pagar al agente que le enseña la casa y que hace de intermediario con el dueño.

La situación, que no se da en muchas otras ciudades de EE.UU., es consecuencia del competitivo mercado de alquiler de la Gran Manzana. Allí, las autoridades locales y las estatales, sobre todo desde que los demócratas controlan el Senado de Nueva York, se han conjurado en los últimos años para tratar de aumentar las protecciones para los inquilinos. Al respecto, entre otras cosas, Nueva York ha limitado las subidas de alquiler en los alrededor de un millón de apartamentos de renta regulada que hay en la Gran Manzana.

A partir de ahora las agencias solo podrán cobrar una comisión a los inquilinos si son estos quienes las contratan

La decisión de prohibir las comisiones estaba ya contenida en una medida aprobada el pasado año, que limitaba a un máximo de 20 dólares las tasas a pagar al solicitar un alquiler. Hasta ahora, la interpretación era que ello no cubría a las comisiones de los agentes sino otros gastos, pero los legisladores han aclarado esta semana que sí. Así, a partir de ahora serán los propietarios los que tengan que pagar a los intermediarios o, simplemente, optar por no utilizarlos y lidiar directamente con los posibles inquilinos.

Ante las novedades, los grupos que representan a los agentes han advertido rápidamente de que combatirán la medida por todas las vías y han avisado de que, en la práctica, lo que ocurrirá es que los dueños incluirán esos gastos en el alquiler mensual.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal