Muere en la mesa de la cena de Navidad y su cuerpo pasa inadvertido durante dos días

La Policía de la ciudad de Cheressy, en el norte de Bielorrusia, ha hallado el cuerpo sin vida de un hombre que falleció en casa de su vecino, con quien pasó la noche de Navidad. Sus familiares, al no tener noticias suyas durante dos días, denunciaron su desaparición ante las autoridades pero el autor de su muerte — ahora detenido y acusado de causar graves lesiones corporales con resultado de muerte — ni se percató de que quien estaba sentado junto a él ya no estaba vivo.

La investigación del caso comenzó después de que la Policía recibiera este miércoles una denuncia sobre desaparición de un hombre de 50 años presentada por su esposa, señala la agencia Belta. Según la misma, el hombre llevaba varios días sin aparecer por casa.

Rubén Rodríguez

En sus investigaciones los agentes establecieron que el último lugar donde fue visto el desaparecido fue la casa de un vecino de la misma localidad, artesano de oficio, que recientemente había regresado su pueblo de un viaje a Rusia. Fue allí donde los policías hallaron el cuerpo del hombre sentado a una mesa festiva, donde la celebración del Año Nuevo comenzó el pasado 30 de diciembre, escribe la agencia RIA Novosti, que indica que el fallecimiento, según informaciones preliminares, ocurrió en la noche del 6 de enero.

Tras tomarle declaración, el vecino del fallecido admitió que en un momento durante la cena, ambos discutieron y este le golpeó la cabeza con un tronco, pero como la víctima llevaba una capucha, no se percató enseguida de la gravedad de lo ocurrido y continuó la juerga solo", señaló la Policía bielorrusa en un comunicado recogido por Efe. El agresor, sin embargo, aseguró que "comenzó a sospechar" pasado un tiempo después la ver que su invitado no se movía.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal