El gobierno alemán, demandado por no hacer suficiente contra el calentamiento global

Un grupo de jóvenes activistas climáticos alemanes quieren demandar al gobierno de Angela Merkel ante el Tribunal Federal de Justicia de Alemania para obligarle a hacer más para combatir el calentamiento global.

El grupo Fridays For Future, inspirado por la activista sueca Greta Thunberg y respaldado por organizaciones ecologistas como Greenpeace, sostiene que el plan actual de Alemania para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55 por ciento en la próxima década no es suficiente.

EFE

Miriam Siebeck, una estudiante de 15 años de Stuttgart y miembro de Fridays For Future, ha acusado al gobierno alemán de aprobar "un paquete de medidas climáticas absolutamente ridículo" que no disipa los temores que su generación tiene sobre el futuro. Siebeck sostiene que las medidas gubernamentales para reducir las emisiones de CO2 tendrían un impacto mucho mayor que las tomadas por los individuos, por lo que debería verse obligado a redoblar sus esfuerzos.

Debe proteger a los ciudadanos

El abogado de los demandantes, Remo Klinger, ha indicado que quieren que la Corte Constitucional Federal agregue su demanda a un caso pendiente presentado en 2018 y dicte si se están violando los derechos fundamentales.

Según los demandantes, existe un precedente que confirma que el gobierno puede rendir cuentas sobre sus esfuerzos contra el cambio climático

Diversos grupos ecologistas han pedido al gobierno alemán que introduzca medidas como un nuevo límite de velocidad universal, que elimine las ayudas para los automóviles altamente contaminantes y que facilite la regulación para la creación de parques eólicos.

Según cuenta First Post, un tribunal de Berlín rechazó el año pasado una demanda presentada contra el gobierno por tres familias agrícolas alemanas que afirmaban que sus medios de vida están amenazados por el cambio climático. Su abogada, Roda Verheyen, que también forma parte del nuevo caso, aseguró que el fallo sentó un precedente importante al confirmar que el gobierno puede, al menos en principio, rendir cuentas sobre sus esfuerzos para hacer frente al cambio climático.

Verheyen también citó un caso reciente en los Países Bajos, donde los tribunales dictaminaron que la protección contra los efectos potencialmente devastadores del cambio climático era un derecho humano y que el gobierno tenía el deber de proteger a sus ciudadanos.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal