China busca respuestas ante la misteriosa enfermedad que tiene en jaque a Wuhan

Corría el 12 de diciembre de 2019 cuando un joven ingresaba en el hospital en extrañas circunstancias. Ocurrió en Wuhan (China), cuando este hombre con alta fiebre y graves problemas para respirar, llegaba al centro de salud para ser tratado. Los médicos pronto descubrieron que los síntomas correspondían a los de una neumonía vírica, aunque estaban desconcertados por el origen del caso. Ahora, más de doscientas personas sufren esta extraña enfermedad.

Las autoridades médicas chinas continúan desconcertadas ante la situación que está teniendo lugar en Wuhan. En poco menos de un mes, 59 personas han ingresado en centros hospitalarios de la ciudad aquejados por el mismo virus que, de momento, es completamente extraño para los especialistas. Siete de ellas se encuentran en estado muy grave, mientras que otras 163 personas tienen ligeros síntomas que les hacen estar bajo observación médica.

Teknautas

De hecho, el virus ya ha llegado a la vecina Hong Kong, donde los servicios médicos ya han diagnosticado ocho casos de la misma enfermedad, activando los protocolos de "respuesta grave" pues, en todos los casos, se trata de personas que han estado en Wuhan en el último mes. Los 67 enfermos -en China y Hong Kong- sufren neumonía o infecciones graves del tracto respiratorio, experimentando fiebre y dificultades respiratorias pero sin conocer fuente de la enfermedad.

En un primer momento, las autoridades médicas consideraron que podría tratarse de un nuevo caso de SRAG (Síndrome Respiratorio Agudo Grave), enfermedad que comenzó también en China en el año 2002 y que provocó el fallecimiento de 700 personas en todo el mundo. Tras descartarlo, valoraron otras opciones como gripe aviar, adenovirus, influenza o, incluso, MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio) pero en ninguno de los casos encajaba con la cepa.

Para tratar de conocer el origen de esta enfermedad, los médicos realizaron una encuesta epidemiológica entre los pacientes, encontrando una única coincidencia: buena parte de los pacientes aquejados de este virus habían estado en el Wuhan South China Seafood City (un mercado mayorista de mariscos). La duda es saber si aquellos que no visitaron la zona enfermaron por la transmisión entre humanos, de animal a humano, o por otras razones de momento desconocidas.

"Los expertos afirman que la ciudad se encuentra actualmente en la temporada de alta incidencia de enfermedades infecciosas. Por ello, los ciudadanos deben evitar los lugares públicos cerrados y sin aire, así como lugares abarrotados, buscando situaciones que favorezcan la circulación de aire en los interiores. Además, se deben de usar máscaras cuando sea necesario. Si tiene fiebre o síntomas de infección respiratoria, vaya a una institución médica a tiempo", afirma Wuhan en un comunicado.

Según explica la Organización Mundial de la Salud (OMS) a través de un comunicado, el fuerte vínculo que existe entre las personas que han caído enfermas y el mercado de mariscos de Wuhan sugiere que la enfermedad es causada por un virus que se propaga entre animales y humanos. O, lo que es lo mismo, podría tratarse de una enfermedad zoonótica que, de momento, no es conocida. Las autoridades médicas siguen investigando para dar solución a este extraño virus.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal