Victoria negra en los concursos de belleza: las 5 'misses' que rompen la tradición blanca

Los cánones de belleza femenina han variado mucho a lo largo de la historia, desde las mujeres con cuerpos redondeados del siglo XV a los cuerpos con cintura de avispa (y corsé, a poder ser) del siglo XIX, y de las máximas exuberancias a la extrema delgadez; aunque siempre han tenido algo en común: la belleza tenía la tez blanca. La figura de Naomi Campbell, no obstante, revolucionó la industria de la moda al convertirse en una de las modelos más cotizadas y valoradas. No solo eso, sino que incluso lanzó duras críticas a los editores de revistas de moda como 'Vogue' por contratar a pocas modelos negras para su portada. Otras mujeres como Beyoncé o Jennifer López ayudaron a que la belleza dejara de asociarse con el color de la piel y ahora, en 2019, cinco de las mujeres coronadas como máximas bellezas del planeta tienen en común ese alejamiento de la tradición blanca en los concursos: Miss Universo, Miss Mundo, Miss USA, Miss USA adolescente y Miss America, todas negras.

Por primera vez en la historia, estos cinco concursos de belleza han coronado a mujeres negras como ganadoras a la vez; un hito histórico, si se tiene en cuenta que en los inicios de este tipo de certámenes las mujeres negras tenían prohibido participar. La primera mujer en marcar un punto de inflexión en los concursos de belleza fue Janelle Penny Commissiong, primera caribeña y de ascendencia africana en ser coronada como Miss Universo, en 1977: no era la favorita, y fue objeto de discriminación por su color de piel, pero acabó siendo señalada como la mujer más bella del universo. En el concurso de Miss América no fue hasta 1983 cuando una mujer negra se colocó la corona, Vanessa Willians; y Carole Anne-Marie Gist, la primera concursante negra de Miss USA, fue premiada en 1990. En 2019, estas son las cinco 'misses':

'Misses' en lucha por las mujeres

La jamaiquina Toni-Ann Singh ha sido coronada este año como Miss Mundo. Con 23 años, es estudiante de Psicología y Estudios de Género por la Universidad Estatal de Florida (Estados Unidos), aunque optó por tomarse un año sabático para, ahora, matricularse en Medicina. "Con o sin corona de Miss Mundo, seguiré luchando por las mujeres. Creo que las mujeres son el alma de nuestra comunidad. Seguiré inspirándolas y trabajando con ellas, para que entiendan todo su potencial", dijo, tras recibir la corona. Jamaica envió a su primera representante al certamen de Miss Mundo en 1959 y, hasta el momento, había ganado en tres ocasiones. Lo más destacado del certamen de 2019 no fue el nombre de la ganadora en sí, sino la reacción de su compañera y rival, Nyekachi Douglas (Miss Nigeria), que literalmente saltó de alegría al escuchar el nombre de la jamaiquina.

La sudafricana Zozibini Tunzi, ganadora de Miss Universo 2019 (Reuters)La sudafricana Zozibini Tunzi, ganadora de Miss Universo 2019 (Reuters)La sudafricana Zozibini Tunzi, ganadora de Miss Universo 2019 (Reuters)

En el concurso de Miss Universo, la ganadora fue Zozibini Tunzi, sudafricana de 26 años, apasionada activista y comprometida contra la violencia de género. Tunzi ha dedicado parte de su tiempo en liderar una campaña en redes sociales con el objetivo de cambiar la narrativa sobre los estereotipos de género: acérrima defensora de la belleza natural, Tunzi ha animado a todas las mujeres a quererse a sí mismas tal y como son. "Pido a los sudafricanos que formen parte del tejido de mi traje para Miss Universo escribiendo cartas de amor que prometan el apoyo a las mujeres de este país. Espero que esas promesas inicien y continúen una conversación en torno a la violencia de género: tenemos que empezar una narrativa en la que esas personas que tienen buenos pensamientos sean modelos de conducta para todos aquellos que creen que maltratar a las mujeres está bien".

'Black power' también en América

Además de los dos grandes certámenes de belleza a nivel global, otros tres del continente americano han tenido como 'reinas del baile' a otras tres mujeres negras. La ganadora de Miss USA 2019 fue Cheslie Kryst, de Carolina del Norte, abogada a tiempo completo con licencia para ejercer la abogacía en dos estados diferentes de su país. Licenciada en Derecho y con un MBA de la Universidad de Wake Forest, se graduó 'cum laude' en la Universidad de Carolina del Sur. Kryst trabaja para un bufete de abogados en el que está especializada en ayudar a presos que hayan podido ser condenados de manera injusta de manera gratuita, pero también mantiene su propia lucha por las mujeres: en un vídeo publicado durante la competición, Kryst explicaba que un juez en un caso le sugirió que se vistiera con falda en lugar de pantalones porque los jueces preferían esa vestimenta. "El techo de cristal se puede romper, lleves falda o pantalones", dijo, en declaraciones recogidas por CNN. "No le digas a una mujer que use ropa diferente mientras haces comentarios sustanciales a hombres sobre sus argumentos legales".

Cheslie Kryst, Miss USA 2019 (Reuters)Cheslie Kryst, Miss USA 2019 (Reuters)Cheslie Kryst, Miss USA 2019 (Reuters)

El pasado mes de mayo, Kaliegh Garris se colocaba su corona de Miss Teen USA (Miss USA adolescente). La joven de Connecticut, de 18 años, vivió el momento de recoger su corona con su pelo natural, rizado. "La noche previa al certamen, me ricé cada uno de mis rizos en la ducha. Fue una ducha muy larga, pero fue por un bien mayor", explicaba en una entrevista con Refinery29. "Sé cómo me queda el pelo liso, con extensiones y el pelo rizado: me siento mucho más segura y cómoda con mi cabello natural", añadía. Garris se alisaba el pelo desde muy pequeña, porque todas sus amigas lo tenían "liso y bonito"; no fue hasta algo más tarde cuando una compañera de escuela le dijo que tenía un rizo muy bonito. Y así acabó: la corona de Miss Teen USA se colocó, por primera vez en 20 años, sobre un pelo rizado natural. "Poder difundir el mensaje de la diversidad, de ser tú mismo y tener confianza en tu pelo natural es algo que estoy deseando llevar a cabo desde mi nuevo título".

El quintento lo culmina Nia Imani Franklin, también estadounidense. Licenciada y con un máster en Bellas Artes por la escuela de artes de la universidad de Carolina del Norte, recibió una beca con la que tuvo que mudarse a Nueva York, donde fue 'miss' de la ciudad el año pasado. La que ha sido Miss América 2019 compaginó sus estudios universitarios con una organización que trabaja para buscar a artistas en escuelas públicas y ayudar a los alumnos con más necesidades. Desde su traslado a Nueva York, ha formado parte de Sing for Hope, una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es "crear un mundo mejor a través del poder de la música". "Estudié en una escuela mayoritariamente caucásica: solo el 5% de los alumnos pertenecíamos a minorías, y me sentía fuera de lugar por el color de mi piel. Pero según fui creciendo descubrí mi amor por las artes y a través de la música he conseguido sentirme positiva conmigo misma y con quien soy".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal