Registran la casa de un pedófilo y hallan en la alacena a un joven perdido dos años atrás

El pequeño Marvin K., de 13 años, desapareció hace dos años y medio en la ciudad de Recklinghausen, en Alemania. Tras todo este tiempo tratando de encontrar al joven, las autoridades y su familia lo dieron por muerto. Sin embargo, durante una investigación en un domicilio por parte de los agentes para capturar a un presunto pedófilo, se toparon con el niño perdido metido dentro de la alacena y con la misma ropa con la que fue visto por última vez.

Sobre las 7:00 horas de la mañana del pasado viernes, la Policía acudió a la vivienda de un hombre de 44 años sospechoso de pedofilia. Mientras los agentes registraban el interior de la casa en busca de archivos e imágenes de índole sexual en la que aparecían menores, se toparon con una sorpresa en su alacena: un niño de 15 años.

Después de identificar al adolescente, las autoridades descubrieron que se trataba de Marvin, el joven desaparecido en 2017 en una zona residencial de Oer-Erkenschwick. Después de este hallazgo, la Policía se llevó detenido al hombre adulto como presunto sospechoso y, una vez en comisaría, comprobaron que tenía antecedentes por posesión de pornografía infantil, según ha informado el canal alemán WDR.

Aunque en un principio las autoridades carecen de evidencias que demuestren que el niño pudo haber sido abusado, la investigación continúa abierta pero mantendrán algunos detalles en secreto "por razones tácticas".

El menor fue visto por última vez en una residencia para jóvenes con problemas. Tras dos años y medio de búsqueda por el país, también en regiones vecinas como Austria o Países Bajos, las autoridades dieron por concluido el caso, hasta ahora.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal