La policía desmantela una red de peleas de perros pitbull en Brasil: hay 41 detenidos

"Era una escena de terror. Con 13 años en la policía nunca había visto una situación así. Había perros muertos, perros heridos... el perro que había muerto estaba siendo asado para comer… Era una escena de terror". Así, destrozado anímicamente, explica el comisario Matheus Laiola lo que se encontraron las fuerzas de seguridad el pasado fin de semana en Mairiporá, una zona rural cercana a Sao Paulo, en Brasil.

Las autoridades desmantelaban una red que se dedicaba a las peleas de perros gracias a una denuncia anónima, pero nunca imaginaron lo que se iban a encontrar allí. Dieron con la granja en la que se celebraban las sangrientas luchas entre canes, pero lo que vieron era una mezcla de sangre y muerte.

EC/Agencias

Animales muertos, otros con heridas críticas, algunos con el hocico en carne viva o con extremidades colgando… El paisaje era desolador y algunos agentes reconocen que tardarán mucho tiempo en olvidar lo que presenciaron en esa granja. Se detuvo a un total de 41 personas, entre ellas un estadounidense, un mexicano y un peruano.

Apuestas ilegales

En la redada se intervinieron unos 47.000 reales, más de 10.000 euros al cambio, que se estaban usando para apostar en las peleas. Además, había apuestas que llegaban a través de internet desde otros países, ya que la velada de peleas se estaba retransmitiendo a través de la red. Se trataba de un acontecimiento muy bien organizado, que el año anterior se había celebrado en República Dominicana y en el que participan perros valorados en miles de euros.

Uno de los animales que participaba en las peleas está valorado en 200.000 reales, más de 40.000 euros

Tal y como publica RPP, el norteamericano arrestado era quien hacía de árbitro, pero también ha sido detenido un veterinario que, en el momento en el que la policía irrumpió en la granja, trataba de reanimar a un animal malherido para que participara en otra pelea después de haber sufrido ya varias heridas en su primera aparición en el ring.

El comisario Laiola explicó que habían dejado a los animales sin comer durante días para que estuvieran aún más agresivos. Los detenidos se enfrentan a un posible delito de maltrato animal, a otro de práctica de juegos de azar ilegales y a organización para delinquir, por lo que pasarán a disposición del juez en las próximas horas.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal