Hiroshima quiere derribar los edificios que sobrevivieron a la bomba nuclear

El 6 de agosto de 1945 pasó a la historia por ser la fecha elegida para bombardear, por primera vez, una ciudad habitada con una bomba nuclear. Se estima que murieron más de 140.000 personas en la ciudad japonesa de Hiroshima, pero fueron muchas más las que sufrieron los efectos de la radiación. Pero si los daños humanos fueron ingentes, los materiales no le fueron a la zaga.

La mayoría de las construcciones que en 1945 se levantaban en Hiroshima quedaron destruidas. Menos de un centenar de edificios se libraron de terminar reducidos a escombros, aunque muchos de ellos sufrieron grandes daños en su estructura. Sin embargo, en vez de derribarlos, las autoridades japonesas decidieron conservarlos como testimonio de lo sucedido. Hasta ahora.

Héctor G. Barnés

Dos de los 85 edificios que se mantienen aún en pie y que sobrevivieron al fin de la Segunda Guerra Mundial van a ser derribados. Se trata de construcciones que tienen daños estructurales y que podrían colapsar en caso de un fuerte terremoto, según los técnicos, por lo que las autoridades les han puesto fecha de caducidad: serán demolidos en el año 2022.

Un símbolo de la ciudad

Sin embargo, la respuesta al anuncio no ha tardado en producirse. Diversas organizaciones han mostrado su rechazo e incluso hay personas que sobrevivieron al bombardeo que lo considera una afrenta. Uno de ellos es Iwao Nakanishi: hoy tiene 89 años, pero se encontraba en uno de los edificios que sobrevivieron al bombardeo cuando se lanzó la bomba nuclear.

Los edificios tienen daños estructurales y podrían colapsar en caso de un fuerte terremoto, por lo que serán demolidos en el año 2022

En declaraciones que recoge la BBC, Nakanishi explica que "considerando la importancia histórica de contar la tragedia a las generaciones futuras, no podemos aceptar la demolición. Nos oponemos firmemente". Como él, decenas de personas presionan al gobierno de Hiroshima para que tome la misma decisión que con otro edificio dañado: arreglarlo y conservarlo.

Esos dos edificios fueron construidos en 1913 y se utilizaron como fábrica de ropa militar y alojamiento para estudiantes antes de la guerra. Sin embargo, después tuvieron que usarse como hospital de emergencia para las víctimas del bombardeo y, a día de hoy, siguen siendo un símbolo para todos los habitantes de Hiroshima.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal