Greta Thunberg se fotografía en un "tren atestado" y cabrea a la compañía en Twitter

La activista Greta Thunberg ha puesto este fin de semana rumbo de vuelta a Suecia tras su presencia en la cumbre del clima en Madrid, que se consiguió clausurar a duras penas por la falta de acuerdo para consensuar entre los distintos países unas medidas más ambiciosas para atajar la emergencia climática de cara al futuro. Alejada ya del recinto ferial de Ifema, sede durante estos días de la COP25 y el lugar en el que Thunberg ha reinvindicado que los líderes políticos actuales no se están comportando como en "una emergencia", la considerada por la revista TIME como persona del año ha atravesado este 14 de diciembre parte de Europa en tren, dejando constancia en redes sociales de su travesía de vuelta a casa tal y como ya lo hiciera en su viaje en catamarán hacia la Península hace unas semanas.

"Viajando por Alemania en trenes abarrotados. Finalmente, ¡estoy de camino a casa!", escribía la joven de 16 años en su perfil oficial de Twitter un día después de la que era, en teoría, la última jornada de la cumbre. El tuit ha provocado la indignación de la compañía ferroviaria germana Deutsche Bahn, la principal operadora de trenes del país, que recurrió también a Twitter para responder a la activista, arremetiendo contra Greta Thunberg por no haber explicado que ella se sentó en primera clase en el ecuador del trayecto.

"Estimada Greta, ¡gracias por apoyar a los trabajadores ferroviarios en la lucha contra el cambio climático! Nos gustó que estuvieras con nosotros en el [tren] ICE 74 el sábado, que cuenta con energía verde al 100%", respondía la compañía de forma pública en relación al tuit con el que la activista sueca había ilustrado su viaje en tren por Alemania, cogiendo la ruta que parte de Zúrich, Suiza, y tiene como destino la ciudad alemana de Kiel, cerca de la frontera con Dinamarca, tras recorrer territorio alemán de sur a norte parando en Frankfurt, Hamburgo o Hannover, entre otras localidades alemanas.

"Habría sido aún mejor si también hubieras hablado de lo amable y competente que fue nuestro equipo al atenderte en tu asiento de primera clase", remató así la compañía su réplica en una segunda publicación, que forzó a Thunberg a concretar cuáles habían sido exactamente las condiciones en las que había viajado por Europa. "Nuestro tren desde Basilea quedó fuera de circulación, así que nos sentamos en el suelo en dos trenes diferentes. Después de Gotinga conseguí un asiento. No fue un problema para mí y, por supuesto, y nunca dije que lo fuera. Los trenes atestados son una gran señal porque significa que la demanda de viajes en tren es ¡alta!", apuntaba la joven en su tuit tras la queja de la operadora Deutsche Bahn, que antes de enzarzarse con la integrante del movimiento 'Fridays for Future' había deseado un buen viaje a Greta Thunberg y que siguiese "trabajando duro desde más trenes".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal