Greta Thunberg permencerá "unos días" en Lisboa antes de viajar a Madrid

La joven activista Greta Thunberg, que desembarcó este martes en Lisboa después de tres semanas de travesía por el Atlántico, ha anunciado que permanecerá "unos días" en Lisboa antes de participar en la Cumbre del Clima que se celebra en Madrid. "Voy a quedarme unos días en Lisboa, he estado aislada, necesito descansar y organizarme para saber qué está pasando y preparar lo que necesito, y después iré para Madrid", explicó en una improvisada rueda de prensa en el muelle de Santo Amaro, donde atracó el catamarán que la trajo desde Estados Unidos.

Thunberg no desveló más detalles, ni sobre las fechas de su posible viaje a Madrid ni sobre el medio de transporte que elegirá para su desplazamiento. Medios lusos daban por seguro que la joven, acompañada de su padre, viajaría esta misma noche a Madrid en tren, porque había rechazado —supuestamente por falta de tiempo— una invitación del Parlamento portugués.

En sus declaraciones, se ha limitado a aclarar que participará el viernes en la marcha contra la crisis climática en la capital española y que pretende pasar la Navidad en su casa, en Suecia. Tampoco ha adelantado cuál será su programa durante su estancia en Lisboa, aunque medios locales dan por seguro que se instalará en un hotel para descansar. Lo único que ha dejado claro es que piensa seguir adelante con su lucha. "Voy a continuar a viajar por ahí, para propagar el mensaje, para que este mensaje se convierta en prioritario", manifestó.

21 días de viaje

Greta Thunberg ha desembarcado en la capital portuguesa después de viajar a bordo de un catamarán que partió de Nueva York hace 21 días. La joven activista subió a bordo del barco junto a su padre el pasado 13 de noviembre para cruzar el Atlántico en una travesía "cero emisiones" para poder participar en la cumbre del clima de Madrid, donde se convertirá, previsiblemente, en una de las protagonistas del evento. Ayer, en su vigésimo día de travesía, ya anunció que era su última jornada en el mar, después de que su llegada se retrasara por las condiciones metereológicas en alta mar.

Representantes de gobiernos de 196 países, organizaciones internacionales, grandes empresas, entidades empresariales, actores de la sociedad civil y de distintas ONG ambientales y medios de comunicación de todo el mundo se dan cita del 2 al 13 de diciembre en la XXV Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP25) para tratar de impulsar la acción mundial contra la emergencia climática. El evento se trasladó a menos de un mes de su inauguración desde Chile a Madrid por las revueltas sociales.

G.Cid

El cambio de sede también pilló a la joven activista sueca, Greta Thunberg con el pie cambiado, pisando suelo norteamericano, adonde había llegado en el velero eléctrico Malizia para asistir a la Cumbre de Acción Climática que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, convocó del 20 al 23 de septiembre en Nueva York. Thunberg planeaba extender su mensaje de urgencia climática desde Canadá a Chile, pero tuvo que buscar una nueva opción para cruzar en pleno otoño el Atlántico norte.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal