El niño que se iba a graduar con 9 años deja sus estudios por discrepancias con el decano

Por su edad, debería estar en tercero de Primaria, sin embargo, su capacidad de aprender, muy superior a la media, le ha llevado a casi acabar la carrera de ingeniería eléctrica con solo nueve años. Laurent Simons se ha quedado cerca de finalizar el grado en la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TUE), en Países Bajos. Sin embargo, el jovencísimo estudiante no logrará realizar la gesta que estaba programada para antes del 26 de diciembre, fecha en la que cumple 10 años, pues tal y como ha comunicado la institución académica, Simons ha abandonado la universidad después de que sus padres y el decano de Ingeniería Eléctrica no se hayan puesto de acuerdo. Según los profesores, la marcha se debe a que no están dispuestos a aceptar el calendario impuesto por la familia; según los padres, a que le han acusado de plagio.

"Laurent es un niño con un talento sin precedentes, cuyo ritmo de estudio es excepcional. Sin embargo, la universidad no considera factible esta fecha de finalización específica debido a la cantidad de exámenes que Laurent tendría que aprobar antes de su décimo cumpleaños", ha indicado la TUE en un comunicado en el que ha anunciado que el joven estudiante ha abandonado la licenciatura que estaba cursando allí desde hace algo menos de nueve meses.

La Universidad Tecnológica de Eidhoven ha indicado que este mismo lunes los padres de Simons mantuvieron una conversación con dos altos cargos de la institución y, en esta, el padre del estudiante reiteró en varias ocasiones su "deseo explícito de que su hijo obtuviera su licenciatura a la edad de nueve años". El decano y el director del programa en el que participa el niño se negaron a aceptar estos plazos y propusieron a los tutores de Simons un horario que se adaptase a su ritmo y le permitiese completar la licenciatura a mediados de 2020. "En nuestra opinión, esta línea de tiempo ofrecería a Laurent la oportunidad de desarrollar suficientemente las habilidades asociadas con la fase final del programa de estudio, como la comprensión, la creatividad y el análisis crítico", ha indicado la institución para defender su postura.

Según el padre de Laurent Simons, la universidad acusó a su hijo de haber plagiado un trabajo

Por su parte, el padre de Simons defendió ante el medio HLN una versión muy distinta. Según el progenitor del joven genio, los responsables de la TUE habrían acusado al niño de plagiar un trabajo que habría entregado sin bibliografía. "A la versión provisional del artículo le faltaba la bibliografía, es cierto. Pero era una versión provisional", recalcó su tutor ante la prensa. Para él, esta acusación, que enmarca dentro de una campaña de "acoso", fue demasiado, y por eso asegura haber puesto fin a la carrera universitaria de su hijo.

Un calendario especial y personalizado

Laurent Simons, a quien el personal de la universidad llegó a calificar de "simplemente extraordinario", contaba con un plan especial dentro de la institución académica que, según sus responsables, ha requerido de "una inversión significativa por parte de los profesores y el personal, que ya tienen que lidiar con una carga sustancial de trabajo", pues al igual que con otros miembros de la comunidad educativa, como aquellos estudiantes que practican deportes de élite, se había elaborado un plan con horarios especiales para la licenciatura de Simons.

"Estamos orgullosos de nuestro personal y especialmente del profesor mentor de Laurent, Peter Baltuso, que han mostrado tanta dedicación al guiar y ayudar a Laurent", ha indicado la Universidad Tecnológica de Enindhoven, que ha lamentado que la cooperación con el joven acabe aquí después de calificarlo como un niño con un enorme talento y un carácter amigable y curioso.

"Equilibrio" para el niño "esponja"

Hace solo unos días, la historia de Laurent Simons saltó a los medios por acercarse a una meta que finalmente no alcanzará. Entonces, los padres de Laurent Simons aseguraron a la CNN que no entendían cómo su hijo podía haberse convertido en un genio. Ella tenía una teoría: comió mucho pescado durante el embarazo. Él parecía más pragmático: "No sé por qué, pero nos dijeron que era como una esponja", indicó Alexander Simons al canal estadounidense. Según su padre, Laurent lo absorbe absolutamente todo.

Además de la licenciatura en ingeniería eléctrica, que de momento está parada, este niño 'hiperinteligente' quiere empezar a estudiar medicina, algo que sus padres, tal y como indicaron al mismo medio, esperaban que se tomase con más calma. "No queremos que se ponga demasiado serio. Hace lo que le gusta. Necesitamos encontrar un equilibrio entre ser un niño y sus talentos", indicó el progenitor de Simons.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal