Cinco empleados de un hotel condenados por violar, drogar y grabar a una clienta

En Italia se les conoce como 'la Manada de Sorrento' y su caso se ha hecho especialmente conocido en el país. El lunes, tras tres años de que se produjeran los hechos, la Sección Primera del Tribunal de Torre Annunziata les ha impuesto una condena de entre 4 y 9 años de prisión para los cinco empleados de un hotel que conmovieron al país tras haber violado, drogado y grabado en vídeo a una turista de nacionalidad británica que se encontraba de vacaciones con su hija en Nápoles.

A finales de octubre de 2016, la víctima, procedente del condado de Kent y que se alojaba en el mismo hotel en el que trabajaban los procesados, el Alimuri de Meta di Sorrento, pidió que le enviaran bebidas alcohólicas a la habitación que compartía con su hija, de 25 años, para pasar su última noche de vacaciones allí.

Hotel ubicado en Sorrento, Nápoles, donde se produjeron los hechos. (Google Maps)Hotel ubicado en Sorrento, Nápoles, donde se produjeron los hechos. (Google Maps)Hotel ubicado en Sorrento, Nápoles, donde se produjeron los hechos. (Google Maps)

Entonces, el servicio de habitaciones del hotel — dos de los condenados — les subió las botellas, pero en ellas habían vertido algún tipo de sustancia. Tras ingerirlas, la madre salió de la habitación con dos de los trabajadores, quienes la llevaron a una zona apartada próxima a la piscina del alojamiento donde la violaron. Después, la condujeron a una sala exclusiva para miembros del personal donde la violaron otros tres empleados.

El grupo de los 'Malos hábitos'

Mientras cometían las agresiones sexuales, algunos de los procesados grabaron la escena con el móvil, para después difundirlo en un grupo de WhatsApp denominado 'Malos hábitos'. En dicha conversación, los jóvenes compartieron las imágenes junto a mensajes como "Nos tiramos a la abuelita, nos volvimos locos" o “Somos capaces de todo”, según recoge el diario InterNapoli.

"Me agarraron con violencia, todo fue caótico y sentí un dolor insoportable"

Al día siguiente, la víctima y su hija volvieron a su país natal, donde denunciaron los hechos ante las autoridades. Meses después de que ocurrieran los hechos, la mujer tuvo que regresar a Sorrento para identificar a sus agresores: la clave para detenerlos fueron los tatuajes que ella pudo identificar. Gracias a su testimonio y a los restos de ADN hallados en las uñas de la denunciante, la Policía logró capturar a los culpables.

Tiempo después de que el caso se mediatizara, revelaron nuevos testimonios de la víctima. "En grupo me agarraron con violencia, todo fue caótico y sentí un dolor insoportable. Recuerdo haber visto en una foto mi rostro aterrorizado rodeado de penes", relató la víctima en declaraciones recogidas por el mismo medio. Sin embargo, muchas de las fotos que se tomaron aquel día fueron eliminadas por los propios autores.

Planearon asaltar a la "'Milf'"

Según defiende el fiscal de Torre Annunziata, dos de los ya condenados, Mino Miniero, de 34 años, y Fabio De Virgilio, de 26 años, habían planeado llevar a cabo la agresión sexual, como se dedujo de los mensajes que se intercambiaron: "Solo la madre, solo la madre".

En los informes quedó reflejado que la víctima fue forzada de forma violenta tanto en la primera como en la segunda agresión. Sin embargo, en el juicio celebrado el mes de mayo de 2018, los cinco acusados negaron los hechos y sostuvieron en todo momento que "la señora estaba consintiendo". Además, señalaron que la mujer se había fijado en el 'barman', Miniero, y trató de "cortejarle" y que había mantenido relaciones sexuales consentidas solo con De Virgilio. Entre ellos, la mujer era considerada una 'milf' ('Mothers I'd Like to Fuck'/ 'Madres a las que me follaría').

Tras las primeras investigaciones, las autoridades averiguaron que la denunciante había ingerido Ghb, una de las drogas conocidas por ser utilizadas por los violadores con sus víctimas; aunque los acusados aseguraron que desconocían el origen de esta sustancia.

Por estos hechos, el magistrado Francesco Todisco ha impuesto una condena de 9 años de prisión a Gennaro Davide Gargulio, de 8 años a Antonio Miniero y Fabio De Virgilio, de 7 años a Francesco Ciro D Antonio y de 4 años de Raffaele Regio, en base al grado de participación de cada uno en los hechos; según recoge el diario La Reppublica.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal