Von der Leyen urge a Londres a elegir un comisario europeo a pesar del Brexit

Las condiciones de la prórroga eran claras. La Unión Europea ofrecía a Londres quedarse en la Unión Europea hasta el próximo 31 de enero, pero a cambio tenía que poner encima de la mesa a un candidato para ser miembro de la Comisión Europea. Este miércoles, la presidenta electa Ursula von der Leyen, ha enviado una carta a Londres pidiendo que se cumpla ese compromiso.

“La presidenta electa acaba de enviar una carta al primer ministro británico, invitando a Boris Johnson a que proponga el nombre de uno o varios candidatos británicos”, ha confirmado una portavoz del Ejecutivo comunitario. En la misiva, Von der Leyen “invita al señor Johnson a responder cuanto antes, lo más rápido posible, puesto que el objetivo es tener listo el equipo de futuro colegio de comisarios pronto, de forma que se pueda votar a finales de noviembre”.

Celia Maza. Londres

El Ejecutivo comunitario debería estar en marcha el próximo 2 de diciembre, tras acumular ya un retraso de un mes, después de que en las audiencias del Parlamento Europeo los eurodiputados derribaran las candidaturas de los enviados por Francia, Hungría y Rumanía. Durante estas semanas, París, Budapest y Bucarest tenían que enviar nuevos nombres, que debían pasar sus respectivas audiencias, para que el Pleno pudiera votar a la nueva Comisión y que se pusiera en marcha a principios del próximo mes.

El mensaje que no quiere enviar

A esas tres capitales ahora hay que añadir ahora a Londres: al aceptar una prórroga hasta el 31 de enero, la permanencia del Reino Unido en la UE se solaparía con la nueva Comisión Europea, que según los Tratados debe tener a un comisario por cada país. Para Boris Johnson, primer ministro británico, es un Rubicón que preferiría evitar: enviar a una persona a Bruselas antes de las elecciones generales da la sensación de que el Reino Unido se va a quedar más tiempo en la UE. Es contrario al mensaje que quiere enviar.

Durante un tiempo, y ante el persistente bloqueo político en Rumanía que evitaba que Bucarest pudiera proponer a un comisario, Londres ha jugado con la esperanza de que la Comisión Europea no echara a rodar antes de que ella abandonara la UE. Había perspectivas de que el bloqueo rumano pudiera llevar el arranque incluso al 1 de febrero, un día después de la fecha en la que, se supone, tiene que consumarse el Brexit. En ese caso, Reino Unido no tendría que proponer ningún nombre.

Pero esa esperanza ya no está ahí, o al menos no de forma tan presente. Rumanía tiene ahora un Gobierno, y durante esta jornada se espera que proponga a su comisario. Con los nombres del francés, húngaro y rumano sobre la mesa, el Parlamento Europeo puede iniciar su análisis y las audiencias de los mismos, votando a finales de noviembre y poniendo a rodar al Ejecutivo comunitario el día 2 de diciembre. Pero seguiría faltando el candidato británico.

A. Alamillos. Estrasburgo (Francia)

Fuentes parlamentarias se muestran agotadas con el proceso, y la sensación general es que hay que poner en marcha cuanto antes a la nueva Comisión Europea. Cualquier retraso adicional puede hacer daño a la reputación europea. “Me parecería muy grave que no tuviéramos un Ejecutivo comunitario por el Brexit”, ha denunciado una fuente de la Eurocámara.

Para diplomáticos y políticos este dolor de cabeza es prescindible. Saben que pueden tener que ponerse a buscar soluciones o puentes que permitan poner a rodar la Comisión sin un candidato, pero prefieren no tener que hacer ingeniería: que Londres asuma sus responsabilidades, como a lo que se comprometió al aceptar la prórroga del Brexit, y nomine a alguien.

El dolor de cabeza de la paridad

Una de las grandes promesas de Von der Leyen al Pleno en julio, cuando logró su aprobado, fue que tendría un colego de comisarios paritario. “Sigue pensando que es un objetivo fundamental”, ha señalado una portavoz del Ejecutivo comunitario, sabiendo que esa meta empieza a alejarse.

La Eurocámara rechazó a dos candidatas (de Francia y Rumanía), y a cambio ahora París ha propuesto a un hombre. Todo apunta a que Bucarest también lo hará. Eso desbarata la paridad, y fuentes de los socialdemócratas en el Parlamento Europeo aseguran que la familia socialista no va a tolerar que los tres candidatos sean hombres.

Von der Leyen ha presionado a Londres para que le eche un cable en ese objetivo. “En esta carta como la que se envió a Theresa May en julio, anima al primer ministro a que proponga también candidatas en vista del objetivo de que en la Comisión Europea se alcance la paridad”, ha señalado la portavoz comunitaria.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal