Unos 70 andaluces frente la alerta terrorista en el Sáhara: "Nadie ha cancelado el viaje"

En el momento de coger el teléfono, Raúl, de 37 años y natural de Jaén, está frente al mostrador de Barajas, su vuelo es en unas horas. La noche del jueves salió, junto a otros 41 cooperantes y familias, en autobús rumbo a Madrid. La madrugada del sábado estará ya en una 'wilaya' saharaui, campamento donde pasará una semana junto a la familia biológica de su "niño" de acogida. Es la primera vez que viaja al Sáhara, y lo hace en un momento especialmente delicado. El pasado jueves, el Gobierno de España advirtió de un "riesgo inminente de atentado grave" en los campamentos saharauis del suroeste de Argelia contra ciudadanos españoles.

El anuncio cayó como una bomba en los grupos de WhatsApp en los que se organizan las familias que viajan, aprovechando el puente de la Constitución, hasta los campamentos, con las maletas llenas de golosinas, bolígrafos y regalos para los niños, admite Beatriz Sánchez Díaz, de la Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara y coordinadora del viaje. "[Tras la advertencia del Gobierno] Se creó alarma, muchos tenían la incertidumbre de viajar o no viajar... Pero al final, hablando con la gente allí y las autoridades de los campamentos, vimos que la situación no era así", explica a este diario la cordobesa, quien ya ha viajado hasta en 15 ocasiones a los campamentos.

Agencias

Ninguna de las 42 personas de este grupo llegó a cancelar el viaje. "Fue un poco alarmante", admite por su parte Raúl, quien ha acogido durante dos veranos a un niño saharaui y ahora viaja a Argelia para conocer a su familia. Pasó la mañana del jueves atento al WhatsApp: "Cuando leímos a la gente nos quedó bastante claro que esto [la alerta del Gobierno] no era cierto, así lo afirmaban las autoridades saharauis... Que es un intento de causar miedo a las familias a llevar ayudas, alimentos, impedir que conozcan a las familias [de los niños acogidos en España en verano] de primera mano...".

La respuesta del Frente Polisario al anuncio del Gobierno español, que sostiene su alerta terrorista en "fuentes de inteligencia sobre el terreno de un país extranjero", ha sido calificarla de "muy sospechosa", y ha apuntado a Marruecos y un intento de desincentivar los viajes de familias y cooperantes a la zona.

"Si la información está basada en hechos reales, no entendemos por qué el Gobierno español no ha entrado en contacto con los actores sobre el terreno. Ni a las autoridades saharauis, Argelia, Mauritania, Naciones Unidas; a ninguno nos consta que exista esta amenaza inminente que plantea España", dijo Abidin Bucharaya, delegado del Frente Polisario en Madrid, a El Confidencial.

Ninguna cancelación

"Desde Andalucía no ha habido ninguna cancelación. Ha habido un momento de duda, pero se ha tranquilizado a todo el grupo, hemos estado en contacto con los campamentos saharauis en todo momento", afirma Raúl. No es el único. Además de los 42 andaluces de su grupo, en Barajas han coincidido con un segundo grupo también de Andalucía, sumando en total unas 70 personas entre cooperantes y familias. Unos 300 españoles de varias comunidades autónomas -País Vasco, Navarra, Castilla y León, Castilla-La Mancha o la Comunidad Valenciana- tienen previsto viajar a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) en los próximos días, según datos de la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara.

Una vez en Argelia, este grupo de andaluces irá a unas 5 wilayas distintas (campamentos de refugiados saharauis) en la zona. Allí pasarán una semana. En febrero organizarán un segundo viaje, explican desde la Asociación Malagueña de Amistad con el Pueblo Saharaui. "En este ya casi no quedaban plazas", explica Isabel González, presidenta de la asociación en conversación telefónica, quien en esta ocasión no viaja a los campamentos pero se muestra muy crítica con el anuncio de alerta terrorista: "Es una maniobra, no puede ser que sea precisamente España la que le siga el juego a Marruecos. Ni la Minurso [la misión de la ONU para el Sáhara] ni nadie ha dado más noticias. Es un juego de terror, pero la gente es valiente y va al Sáhara".

Si la alarma fuera real, habrían evacuado a los españoles que ya están en los campamentos

Cooperantes y familias con las que ha hablado este diario basan su seguridad en una idea: "Si la alarma fuera real, lo primero que se hubiera hecho hubiera sido evacuar a los cooperantes españoles que ya están en los campamentos". En los campamentos suelen estar presentes cerca de un centenar de cooperantes extranjeros, la mayoría españoles. En 2011, cuando dos cooperantes españoles y una italiana fueron secuestrados por un grupo terrorista local, "lo primero que se hizo fue evacuar a los cooperantes", afirma Sánchez Díaz. "Al final el riesgo está en todas partes", sentencia la cooperante cordobesa.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, declaró en la tarde del miércoles que la amenaza está “contrastada por los servicios de inteligencia extranjeros que operan en la zona" e hizo un llamamiento "a la precaución y la responsabilidad” de los españoles que piensen viajar a Tinduf. “El riesgo es inminente y es una situación que preocupa mucho”, ha subrayado.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal