Un dentista solidario viaja por el mundo trabajando gratis "por una sonrisa"

Hay cientos de millones de personas en todo el mundo que viven por debajo del umbral de la pobreza. Muchos de ellos apenas tienen recursos para llevarse a la boca un plato de comida al día, por lo que aquello que para nosotros son necesidades básicas como la educación o la sanidad quedan relegadas a un segundo plano en una lucha diaria por, simplemente, sobrevivir.

Una de esas necesidades es la salud bucodental: ir al dentista es algo que muchas personas no han hecho en su vida y eso se traduce en falta de piezas o dentaduras prácticamente inexistentes, infecciones y enfermedades derivadas de la ausencia de higiene en la boca. Pero una persona ha decidido devolver, al menos a una mínima parte de personas, su sonrisa.

Se llama Felipe Rossi y es un dentista brasileño que ha creado una ONG llamada por una sonrisa (por 1 sorriso). Rossi y su pequeño equipo viajan por todo el mundo trabajando gratis en comunidades de extrema pobreza y que no tienen recursos suficientes para poder sufragarse un tratamiento dental.

Por una sonrisa

Rossi ha explicado a R7 Noticias que "el país con el mayor número de dentistas en el mundo también tiene una de las mayores desigualdades sociales. Millones de personas no saben incluso cómo sentarse en una silla de dentista". Solo en Brasil se estima que más de 20 millones de personas no han visitado nunca a un profesional dental.

Felipe Rossi, que ahora tiene 38 años, decidió que quería cambiar las cosas, al menos lo que estuviera en su mano. Por eso se rodeó de un pequeño equipo de colaboradores que le acompaña por todo el mundo realizando desde empastes hasta reconstrucciones, pasando por prótesis o dentaduras postizas, entre otros procedimientos.

El problema es, básicamente, económico: una expedición a la Amazonía para tratar durante una semana a las personas más desfavorecidas de esta zona cuesta más de 5.000 euros, por lo que no pueden permitirse ayudar tanto como les gustaría. La mayoría de sus ingresos llegan a través de dos ONGs brasileñas, aunque Colgate también ha comenzado a patrocinar el proyecto.

Rossi explica que "no estudié odontología para cuidar los dientes, sino para cuidar a las personas. Es hora de despertar, es hora de sonreír". Quien quiera ayudar a esta bonita iniciativa solidaria puede hacerlo a través de 'Sorriso Solidário', pagando una cantidad mensual de entre 10 y 200 dólares.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal