¿Por qué Nueva York ha inundado una de sus estaciones de metro a propósito?

La estación de Broadway en Williamsburg apareció a mediados de la semana pasada inundada. Los escalones de acceso al suburbano, cubiertos totalmente de agua, parecían la escalerilla a una piscina. Pero no se trataba de un desastre natural ni de una fuga inesperada de una tubería. Todo estaba planeado.

Ante la sorpresa de algunos viajeros, volcada en sus redes sociales, la Metropolitan Transportartion Authority, la entidad responsable del transporte público, tuvo que explicarse. Había planificado esta inundación controlada para comprobar si las compuertas de algunas estaciones del 'New York subway' resistirían a una situación como esa.

La parada se mantuvo llena de agua durante unas cuatro horas, tiempo que suelen durar estos simulacros, que se realizan ante la previsión de que, tanto el cambio climático, como la llegada del invierno provocará más lluvias en la región y aumentarán el riesgo de inundaciones.

Y es que las precipitaciones torrenciales que provocaron los huracanes Sandy (2012) y Florence (2018) dejaron inundadas —y esta vez, de forma no voluntaria— varias estaciones del suburbano de Nueva York.

Otras 64 estaciones de la capital cuentan con sistemas de protección similares a los de Broadway, por lo que estas pruebas aún no han finalizado.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal