Ludovic Orban, un conservador que quiere reparar la imagen de Rumanía en la UE

El líder del Partido Nacional Liberal (PNL), Ludovic Orban, fue investido este lunes como nuevo primer ministro de Rumanía tras avalar el Parlamento un programa político centrado en reparar la deteriorada imagen del país en la Unión Europea (UE).De padre de origen húngaro, Orban nació hace 56 años en la ciudad transilvana de Brasov y es un veterano de la política rumana, en la que se inició a principios de la década de 1990 como concejal de Bucarest, después de estudiar Ingeniería y Administración Pública.Su primer puesto de relevancia dentro del PNL fue precisamente el de presidente del partido en la capital, de la que fue vicealcalde entre 2004 y 2007. Luego, hasta 2008, fue ministro de transportes en un Gobierno del PNL. Tras fracasar en su intento de ser elegido alcalde de Bucarest, Orban fue elegido diputado 2008 y 2012.

Marcel Gascón. Bucarest

Durante su larga carrera, Orban se ha caracterizado por su vehemencia a la hora de expresar sus opiniones políticas. El hoy primer ministro de Rumanía fue uno de los pocos líderes del PNL que se opusieron a la coalición que este partido de centro-derecha formó con el Partido Social Demócrata (PSD) a principios de la década de 2010 para contrarrestar la hegemonía del entonces presidente, Traian Basescu.

Una carrera turbulenta

Orban intentó de nuevo ser alcalde de Bucarest en 2016, pero la Dirección Nacional Anticorrupción (DNA) le abrió en plena campaña una investigación por corrupción, cargo del que luego fue juzgado y absuelto, y se vio obligado a renunciar a la candidatura. Orban fue elegido líder del PNL en 2017, después de la estrepitosa derrota del partido ante el PSD en las legislativas de diciembre de 2016. En las europeas de mayo, las primeras elecciones con él al frente del partido, el PNL se llevó la victoria con diez eurodiputados, dos más que el PSD y que sus socios de centro-derecha de la Unión Salvad Rumanía.Orban ha centrado sus mensajes en acusar de corrupción al Gobierno del PSD y en censurar sus polémicas reformas en la justicia, criticadas también desde la Unión Europea como un retroceso en la lucha de Rumanía contra las prácticas corruptas. El ahora primer ministro fue el principal impulsor de la moción de censura que expulsó del poder al Gobierno socialdemócrata de la primera ministra Viorica Dancila el pasado 10 de octubre.Desde que días después de la moción fuera designado por el presidente del país, el conservador Klaus Iohannis, como primer ministro, Orban ha llevado a cabo intensas negociaciones con todos los partidos que destituyeron a Dancila para garantizarse su apoyo en el Parlamento.

Nacho Alarcón. Sibiu (Rumanía)

El PNL tiene solo 96 de los 465 escaños en las dos cámaras del Parlamento rumano y seguirá necesitando de la capacidad negociadora de Orban para gobernar en minoría hasta el final de la presente legislatura, en diciembre del año próximo.

Un europeísta crítico

En su discurso de investidura, Orban se comprometió hoy a aplicar las recomendaciones que en materia de justicia ha formulado para Rumanía la Comisión Europea (CE), que ha criticado duramente al Gobierno de Dancila por suavizar leyes contra la corrupción y por sus supuestos ataques a la independencia judicial.Ludovic Orban también ha destacado entre sus prioridades el nombramiento de un comisario europeo que represente a Rumanía en la próxima CE, después de que la candidata oficial fuera rechazada por el Parlamento Europeo y, según informan los medios rumanos, otros tres nombres no hayan sido aceptados por la Comisión.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal