La 'mentira Farmington', la universidad falsa que nació para engañar a Donald Trump

Podría parecer el guion de una película, pero la realidad supera la ficción. Ocurrió en Detroit (EEUU), donde un flamante centro de estudios, la Universidad de Farmington, lo ofrecía todo para aquellos estudiantes con menos recursos, especialmente para los inmigrantes con no demasiadas posibilidades de seguir estudiando en su nuevo país de acogida. Pero en realidad no era más que una trampa para tratar de engañar al propio gobierno norteamericano.

Todo empezó a comienzos de este año, cuando la Universidad de Farmington se ponía en marcha. En cuestión de pocos meses, más de 600 estudiantes formaban parte de las diferentes titulaciones que ofrecía el centro, dando todo tipo de ayuda para los jóvenes de otros países que acaban de llegar a territorio norteamericano. Parecía una oportunidad única, pero pocos sabían que solo era un truco para burlar la extrema vigilancia del Ejecutivo de Donald Trump.

Rubén Rodríguez

Poco a poco, las autoridades comenzaron a tirar del hilo, para descubrir que algo raro estaba ocurriendo: el centro de estudios, creado por el propio Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos, no aparecía por ningún lado. Tras varios meses funcionando, pronto se descubrió la trampa. Se trataba de una escuela ficticia en la que estaba matriculados 600 estudiantes, con el objetivo de poder quedarse en el país con el visado de estudiantes.

Las investigaciones de los servicios federales confirmaron que todo era una burda y gran invención del Servicio de Inmigración. Desde este organismo, posiblemente el que más ha estado en el ojo del huracán desde la llegada de Trump al gobierno norteamericano, se creó una escuela universitaria que no existía, con un lema falso (Scientia et Labor) y con una página web que no era más que una 'trampa' para engañar a las autoridades y proteger a los inmigrantes.

Tras descubrir la verdad de la Universidad de Farmington, las autoridades han detenido a todos los estudiantes matriculados en el centro, acusados de "conspiración federal" al aprovecharse del visado de estudiante para permanecer ilegalmente en EEUU. Desde febrero a noviembre, se ha procedido al arresto de un total de 250 de sus alumnos, de los que la gran mayoría ya han sido expulsados del país. O, mejor dicho, lo han abandonado 'voluntariamente'.

Según el último comunicado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas -recordemos, el propio organismo que se 'inventó' la universidad-, el 80% de los detenidos han decidido marcharse de EEUU, mientras que el otro 20% ha decidido recurrir la decisión. Así, un 10% terminó recibiendo un "orden final de expulsión" tras resolverse su caso, mientras que el otro 10% restante han vuelto a solicitar asilo legal después de impugnar su expulsión, según 'The Washington Post'.

Pero los estudiantes no son los únicos responsables de esta gran trampa. Los servicios federales también detuvieron a los ocho reclutadores, todos ellos de entre 26 y 31 años de edad, encargados de encontrar a los 600 alumnos que se inscribieron en la Universidad de Farmington, siendo condenados a prisión entre 18 y 12 meses, acusados de un delito federal contra la inmigración. Esta es la historia de la universidad que nunca existió y que trató de engañar a Trump.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal