Evo Morales dimite como presidente de Bolivia, tras casi 14 años en el poder

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado este domingo su renuncia como presidente después de que la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) haya pedido la repetición de las elecciones presidenciales del 20 de octubre y tras casi 14 años en el poder.

El mandatario ha renunciado a la presidencia del país tras haberse quedado sin el respaldo de la Policía y del Ejército, que sugirieron la dimisión del presidente boliviano. "Queremos expresar al pueblo de Bolivia y a nuestros camaradas que están movilizados en la UTOP, que nos sumamos al pedido del pueblo boivino de sugerir al señor presidente Evo Morales (que) presente su renuncia para pacificar al pueblo de Bolivia en estos duros momentos que atraviesa nuestra nación", ha afirmado el comandante de la Policía de Bolivia, Yuri Calderón, en una comparecencia grabada y difundida por redes sociales. Sumándose así a la petición del ejército que habría "sugerido" a Morales que renuncie a su cargo "permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia".

En su discurso, el presidente afirma que decidió renunciar para que: "Mesa y Camacho -representantes de la oposición- no sigan persiguiendo a mis hermanos, dirigentes sindicales, para que Mesa y Camacho no sigan secuestrando y maltratando a los familiares de nuestros dirigentes sindicales como el hermano de Teodoro Mamani en Potosí. Para que no sigan perjudicando a comerciantes y a transportistas que no dejan trabajar en Santa Cruz", dijo el líder de Movimiento Al Socialismo (MAS) con más de una década en el poder boliviano.

Lamento mucho este golpe cívico, con algunos sectores de la Policía por plegarse para atentar contra la democracia

También justificó su decisión para que sus "hermanas y hermanos del MAS no sean más hostigados, perseguidos ni amenazados". Y añadió: "Lamento mucho este golpe cívico, con algunos sectores de la Policía por plegarse para atentar contra la democracia, la paz social, con amedrentamiento de intimidad al pueblo boliviano. Quiero decirles a mis hermanos que la lucha no termina acá, los humildes, los pobres vamos a continuar con esta lucha".

Y finalizó su discurso ofreciéndose al pueblo boliviano y afirmando que no tiene por qué "escaparse": "Que me digan si estoy robando algo, que me diga, que presente una prueba", culmina.

La oposición celebra la noticia

El líder opositor boliviano Carlos Mesa ha celebrado "el fin de la tiranía" tras la renuncia como presidente de Evo Morales, anunciada este domingo. "A Bolivia, a su pueblo, a los jóvenes, a las mujeres, al heroísmo de la resistencia pacífica. Nunca olvidaré este día único. El fin de la tiranía. Agradecido como boliviano por esta lección histórica. Viva Bolivia!!!!!", ha publicado Mesa en Twitter.

Ola de renuncias en Bolivia

Morales ha tenido que capear la crisis de Bolivia solo, sin que la Policía o el Ejército le secundaran, y a su dimisión se cuentan muchas otras como resultado del informe preliminar de la OEA, que tras una auditoria a las elecciones del 23 de octubre había establecido irregularidades importantes en el conteo de los votos. Así, las dimisiones han sido:

- El vicepresidente de Gobierno, Álvaro García Linera.

- La viceministra de Exteriores de Bolivia, Carmen Almendras.

- El gobernador oficialista de Cochabamba, Iván Canelas.

- El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

- El ministro de Minería, César Navarro.

Repetición de elecciones

Morales cedió este domingo a la petición de la OEA y anunció la convocatoria de nuevas elecciones generales tras las denuncias de fraude. En este anuncio, el mandatario comparecía para aclarar que la nueva cita con las urnas se celebrará con un órgano electoral renovado, después de que su controvertida victoria para un cuarto mandato consecutivo generara una grave crisis política e institucional, con al menos tres muertos y cientos de heridos.

Manifestación en Bolivia para pedir la dimisión de Evo Morales el pasado octubre. (EFE)Manifestación en Bolivia para pedir la dimisión de Evo Morales el pasado octubre. (EFE)Manifestación en Bolivia para pedir la dimisión de Evo Morales el pasado octubre. (EFE)

El sábado, la OEA aconsejó que el proceso electoral en el país andino debe iniciarse otra vez efectuándose "la primera ronda tan pronto existan nuevas condiciones que den nuevas garantías para su celebración, entre ellas, una nueva composición del órgano electoral". "La primera ronda de las elecciones celebrada el 20 de octubre pasado (en Bolivia) debe ser anulada y el proceso electoral debe comenzar nuevamente", instó la OEA, que está elaborando un informe sobre las circunstancias en que se produjo el citado proceso electoral que ha originado una ola de violencia en el país.

La oposición y movimientos cívicos denuncian que hubo un fraude electoral, por lo que exigían la renuncia del mandatario y la convocatoria de nuevas elecciones. Las protestas desde el día después de los comicios han provocado al menos tres muertos en enfrentamientos entre partidarios y contrarios al presidente, y 384 heridos, según datos de la Defensoría del Pueblo.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal