Una mujer se compra un sofá por 25 dólares y encuentra dentro un Rolex de 250.000

Una mujer canadiense puede presumir de haber hecho el negocio de su vida sin ni siquiera habérselo propuesto. No conocemos su nombre, pero sí su historia, que sería increíble si no la contara el otro protagonista que está involucrado. Y todo comienza el día en el que la mujer decide cambiar de sofá y se fue a comprar uno a una tienda de productos de segunda mano.

Corría el año 2015 y la mujer adquirió uno de los sofás más modestos de la tienda: se gastó 25 dólares, apenas 22 euros, por el nuevo mobiliario para su casa, y ha disfrutado de él los últimos 4 años. Pero lo mejor de la historia llega a comienzos de 2019 cuando, sentada en su sofá, se le resbaló el móvil de las manos, introduciéndose entre los cojines.

EC

La mujer metió la mano para recuperar su teléfono y lo que se encontró fue un reloj; pero no uno cualquiera, sino un Rolex. Acto seguido se dio la vuelta y preguntó a su padre, de 92 años, si era suyo. El anciano le respondió, lógicamente, que él no podía permitirse semejante lujo, por lo que la mujer no supo qué hacer con él.

Intentó devolverlo

Demostrando que es una persona solidaria, la protagonista de la historia regresó a la tienda de segunda mano en la que había comprado el sofá y preguntó al encargado si alguien había preguntado por un reloj extraviado, aunque sin mencionar que era un Rolex. Sin embargo, no pudieron ayudarla: nadie había preguntado por el reloj y, al haber pasado 4 años, ya no disponían de los datos de la persona que les había vendido el mueble, por lo que no podían localizarlo.

Rolex es una de las marcas más emblemáticas de relojes (Cortesía)Rolex es una de las marcas más emblemáticas de relojes (Cortesía)Rolex es una de las marcas más emblemáticas de relojes (Cortesía)

Ahora faltaba por saber cuánto valdría ese reloj, por lo que la mujer se puso en contacto con Robb Report, director de una empresa de relojes de lujo y uno de los mayores expertos del mundo. Report ha explicado a Business Insider que la mujer no solo se encontró un Rolex, sino que, además, es uno de los más exclusivos de la marca. Se trata del Rolex Daytona 6241 ‘Paul Newman’, un reloj fabricado a finales de los años 60 y del que solo se produjeron unas tres mil piezas.

Report explica que "en el mundo de los relojes antiguos, los Rolex Daytona son los reyes. Y el modelo Paul Newman de los Rolex Daytona, caracterizados por un estilo de esfera muy particular, son francamente legendarios". De hecho fue el reloj que llevó el propio Paul Newman el más caro que se ha vendido jamás en una subasta: en 2017 se pagaron 15,5 millones de dólares por él, más de 14 millones de euros.

Los Rolex Daytona son los reyes de los relojes vintage y el modelo 'Paul Newman', dentro de los Rolex Daytona, es legendario

Como la mujer no tenía dinero para viajar a las oficinas de Robb Report en California ni se quería arriesgar a enviar el reloj por correo, uno de los especialistas de la empresa de lujo voló hasta Canadá para valorar la pieza. Cuando lo vio pudo certificar que se trataba de un Rolex Daytona 6241 ‘Paul Newman’ valorado en más de 250.000 dólares, unos 225.000 euros.

Bob Report reconoce que es una de las historias más extrañas que le han sucedido nunca y que si no la hubiera vivido en primera persona, posiblemente no la creería. Sin embargo, es real y la mujer tendrá un cuarto de millón de dólares a su disposición. Una cantidad más que importante y que ya tiene destino: “Se quiere comprar una casa y hacerse una operación de pecho”. Y todo, por los 25 dólares del sofá.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal