Una menor violada por su profesor y un policía es forzada a abortar en Kosovo

Un profesor y un policía de Kosovo han sido acusados de un presunto delito de violación a una menor, de entonces 16 años, a quien el agente obligó a abortar después de descubrir que se había quedado embarazada. El caso ha levantado cierta polémica en la capital de Pristina, donde cientos de activistas se han manifestado tras darse a conocer el caso reclamando justicia para las mujeres víctimas de violencia sexual.

Aunque el caso fue destapado por el portal de investigación 'online' Insajderi en febrero, ha sido este miércoles cuando los fiscales han informado de que, actualmente, investigan a seis personas como "sospechosos de haber cometido un delito de abuso sexual, de abuso de autoridad" y por practicar un aborto de forma ilegal.

Actualmente, la ley en Kosovo solo permite la interrupción voluntaria del embarazo con un límite de gestación de 10 meses — incluyendo el primer día después de la último ciclo menstrual hasta la concepción — siempre que esté bajo la autorización o notificación de los padres, según recoge el portal World Abortion In Laws.

Según la investigación recogida por BBC, la menor fue presuntamente violada por su profesor en el año 2017. Cuando la víctima interpuso una denuncia en la comisaría de la capital, el agente encargado de llevar su caso presuntamente se aprovechó de su cargo y poder para abusar sexualmente de ella. De acuerdo con las investigaciones, el policía habría manipulado a la menor para que mantuviera relaciones sexuales con él en un hotel.

Estos abusos se cometieron en repetidas ocasiones, en una de ellas, la víctima se quedó embarazada y, cuando se lo confesó al policía este le obligó a abortar. El ginecólogo que llevó a cabo la intervención en Pristina también forma parte de los seis investigados en la causa.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal