Piden cárcel contra un hombre que lanzó un gato a la cara de un policía

Hace más de un año, la policía de Moscú recibió una llamada quejándose de problemas en un bloque de apartamentos. Dos agentes se personaron en el lugar de los hechos, donde encontraron a un hombre sentado en la escalera de acceso. Se llama Gennady Shcherbakov, tiene 59 años, y recibió a la policía de forma agresiva.

Cuando los agentes comenzaron a hacerle algunas preguntas, el hombre se negó a responder, pero después cogió a un gato que había en las inmediaciones, agitándolo ante los policías y amenazándose con lanzárselo a la cara. Pese a que estos trataron de calmarle, el hombre arrojó finalmente al felino contra uno de los agentes, que sufrió "graves arañazos" en la cara.

El Confidencial

Ahora, más de un año después del suceso (sin que se sepa por qué se ha demorado tanto), ha comenzado el juicio contra Shcherbakov, que se enfrenta a un grave delito de violencia contra la policía. El caso ha levantado mucha expectación por el supuesto ataque con un gato y se ha vuelto viral en Rusia.

¿Atacó el gato o lo lanzaron?

Los medios rusos tratan ahora de saber qué pasó exactamente aquella noche del 4 de octubre de 2018. La BBC, que cita a la cadena de televisión Ren TV, explica que Shcherbakov estaba sentado en la escalera en un bloque de apartamentos de Moscú después de haber estado bebiendo una gran cantidad de alcohol.

El acusado, que se enfrenta a penas de cárcel, asegura que el gato saltó sobre el policía por voluntad propia

Sus vecinos llamaron a la policía para informar de que había generado problemas, pero cuando los agentes llegaron hasta el edificio, Shcherbakov no quiso cooperar, negándose a responder a cualquier pregunta. Fue en ese momento cuando el acusado, que no vive en ese bloque de apartamentos, agarró a un gato y lo lanzó contra el oficial.

Los informes médicos revelan que el felino hundió sus garras en la cara del policía, provocándole múltiples heridas. Sin embargo, Shcherbakov niega haber usado al gato como arma y ha asegurado que el felino se lanzó contra el agente por su propia voluntad. Ahora, se enfrenta a penas de cárcel por el artículo 318 del código penal ruso: uso de violencia contra un funcionario público.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal