Intentan rescatar en India a un niño en un pozo a más de 20 metros de profundidad

La región de Tamil Nadu, en el sur de India, vive desde el viernes el angustioso proceso de rescate de un niño de dos años, que cayó en un pozo abandonado de la aldea de Tiruchirappalli el pasado viernes. Sin embargo, lo que parecía algo relativamente sencillo, ya que la profundidad del pozo era de apenas diez metros, se ha complicado exponencialmente.

El pozo al que cayó Sujith Wilson el viernes habría aumentado a lo largo del fin de semana por las operaciones de rescate y las características del terreno y los servicios de emergencia creen que el niño se encuentra ahora a unos 20 ó 30 metros de profundidad. Por eso, han desplegado una nueva máquina sobre la zona con la que quieren abrir hasta tres agujeros.

El ministro de Salud de India, C. Vijayabaskar, ha explicado a The New Indian Express que "la compañía perforará tres agujeros. Eso aflojará un poco el suelo, para después traer otra máquina y seguir el proceso". El objetivo, como sucedió en el caso del niño Julen, es trazar después un túnel horizontal hasta llegar hasta donde se encuentra el pequeño.

Cientos de mirones

Toda India está pendiente del rescate de Sujith Wilson, pero eso ha provocado que los alrededores del pozo se hayan convertido en un auténtico hervidero de personas. Incluso los taxistas están sacando provecho y cobran 30 rupias, unos 40 céntimos de euro, a cada persona que quiere viajar desde Manapparai hasta Nadukkattupati para seguir cerca la situación.

El actual objetivo de las autoridades es que con los tres nuevos agujeros puedan llegar hasta los 20 metros de profundidad. Hasta ahora, se han llevado a cabo varios intentos, pero sin éxito. Incluso ha habido varias empresas privadas que han usado su propia tecnología en el rescate, pero ninguna de ellas logró llegar hasta el menor.

También han tratado de hacer llegar oxígeno hasta el pequeño, pero la cantidad de barro acumulada ha hecho que la operación fuera imposible. Los servicios de rescate siguen trabajando sin descanso, mientras el primer ministro indio, Narendra Modi, ha señalado que "mis oraciones están con el joven y valiente Sujith Wilson. Se están haciendo todos los esfuerzos para garantizar que esté a salvo".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal