Elecciones con aroma a referéndum: UK irá a las urnas el 12D para desatascar el Brexit

El Reino Unido celebrará elecciones generales el 12 de diciembre. Finalmente, el Parlamento británico aprobó el martes la fecha definitiva que aboca a los británicos por primera vez a las urnas en invierno en casi un siglo para intentar desbloquear la crisis del Brexit, que sigue estancada tres años después del referéndum de salida. Nadie las tiene todas consigo para estos comicios pero, después de meses de tensión parlamentaria, todos coinciden en que es la única salida.

El primer ministro Boris Johnson ha logrado a la cuarta su objetivo de convocar los comicios anticipados el próximo 12 de diciembre, pese a que la oposición quería adelantarlos unos días -hasta el 9 del mismo mes- para así obligar a cerrar el Parlamento esta semana. De esta manera, el líder 'tory' se quedaba sin tiempo para intentar ratificar en última instancia el acuerdo que cerró su Gobierno con Bruselas y, al mismo tiempo, se fomentaba una mayor participación de universitarios -según las encuestas, más pro UE- antes de que comiencen las vacaciones de Navidad.

Lo único que podemos hacer es renovar el Parlamento y devolver la voz a los ciudadanos

La fecha fue respaldada por 438 votos a favor, por 20 en contra. Ahora, la propuesta tiene que recibir el visto bueno de la Cámara de los Lores, donde se espera que sea aprobada sin problemas. Después, la Cámara será disuelta para dar comienzo a una breve campaña de unas cinco semanas que para muchos observadores constituirá un referéndum 'de facto' sobre el Brexit.

"Solo hay una manera de ejecutar el Brexit ante este Parlamento obstruccionista", dijo el 'premier' en el inicio del debate. "Lo único que podemos hacer es renovar el parlamento y devolver la voz a los ciudadanos".

Nacho Alarcón. Bruselas

La sesión había comenzado con polémica, ya que la oposición quería introducir una enmienda para permitir la participación en los comicios de jóvenes a partir de 16 años y a los más de tres millones de residentes comunitarios en el país. Pero el Gobierno conservador amenazó con retirarse de la votación y finalmente la propuesta no fue debatida.

Boris, el rival a batir

Los sondeos muestran a Johnson como el rival a batir en la contienda electoral. Pese a que incumplió su gran promesa de ejecutar el Brexit "a toda costa", las encuestas otorgan a los conservadores más del 40% de los votos. Por su parte, que los laboristas liderados por Jeremy Corbyn tendrían casi la mitad del apoyo con un 24%. La clave en estas elecciones es que no vale una victoria por la mínima. Tan solo una clara mayoría parlamentaria logrará evitar que el divorcio con la UE siga manteniendo en el limbo a la política británica.

Celia Maza. Londres

“Queremos poder decirle al pueblo de este país que hay una alternativa a la austeridad. Hay una alternativa a la desigualdad. Y hay una alternativa a los cariñosos acuerdos comerciales con Donald Trump”, dijo Corby, cuyo futuro al mando de los laboristas también será puesto a prueba en estas elecciones.

Por su parte, los liberaldemócratas -el partido con el mensaje pro UE más directo con su promesa de abolir el artículo 50 del Tratado de Lisboa para revertir la salida del bloque comunitario- apuestan a atraer a parte del electorado progresista descontento con Corbyn y pescar entre los conservadores moderados que no quieren un Brexit duro, pero que nunca votarían por los laboristas.

Este país se merece algo mejor que Boris Johnson y Jeremy Corbyn

"Este país se merece algo mejor que Boris Johnson y Jeremy Corbyn, y estoy entusiasmada con poder llevar nuestra visión positiva, proeuropea y liberal como la candidata Liberal Demócrata para primera ministra", dijo Jo Swinson, líder de la formación que podría tener la llave de la gobernabilidad.

Los nacionalistas escoceses también buscarán dar un mensaje en las urnas. En este caso, el de la necesidad de celebrar un segundo referéndum de independencia el año que viene, después de que la consulta de 2014 -antes del Brexit- diera como resultado la permanencia en el Reino Unido.

Celia Maza. Londres

El temor de fondo es que estos comicios no acaben solucionando nada y que el 13 de diciembre el Reino Unido estrene un nuevo parlamento igualmente fragmentado, incapaz de llegar a un consenso sobre cómo salir del bloque y que el Brexit siga acaparando el debate político británico.

"A mis amigos británicos: la UE ha adoptado formalmente la extensión", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, horas antes de la sesión en Westminster al confirmar que la UE ha otorgado tres meses adicionales de prórroga -hasta el 31 de enero de 2020- para que el Parlamento británico se ponga de acuerdo sobre el Brexit. "Puede que sea la última. Por favor, aprovechad al máximo este tiempo", advirtió.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal