El Twitter de Cristóbal Colón y la verdad del Día de la Hispanidad o el 'Día del Genocidio'

¿Colón era genovés, gallego, catalán, noruego...?

Así anunciaría Cristóbal Colón en su Twitter el viaje probablemente más importante de la historia. Obligado por las circunstancias, Colón debería tener cuenta en esta red social para asistir hoy al espectáculo de seguidores y detractores que enjuician su viaje y legado cinco siglos después. Su cuenta no tendría entonces seguidores, no cosecharía ningún me gusta ni ningún retweet y, posiblemente, tendría una foto de Génova en la portada. Justo ese sigue siendo hoy el asunto más controvertido de la biografía del Almirante.

¿Era genovés Cristóbal Colón? "Este tema decimos en italiano que es 'lana caprina' (dicho italiano que quiere decir que son ganas de crear polémica sin necesidad). Hay numerosos documentos que ligan a Colón con Génova. Está probado que su padre era el dueño de este inmueble, hoy su casa museo, que ha tenido diversas reformas. No existe el acta de nacimiento, pero en el curso de su vida son numerosas las pruebas que le vinculan a esta ciudad", responde Adelmo Taddei, director de la Casa de Colón en Génova, a El Confidencial. Quizá, la prueba más contundente en este sentido la haya dado el propio hijo de Cristóbal Colón, Hernando, que en su testamento otorgado en Sevilla el 3 de julio de 1539, se identifica como "hijo de Cristóbal Colón, genovés y primer almirante que descubrió Las Indias".

Casi todas las afirmaciones sobre el verdadero origen de Cristóbal Colón se basan en indicios sólidos para los expertos que las mantienen

Sin embargo, esa falta de acta de nacimiento y las pruebas recogidas por otros expertos han servido para asegurar que el famoso marinero era gallego, catalán, portugués, noruego... Todas esas afirmaciones, o casi todas porque algunas son más delirantes que otras, se basan en indicios sólidos para los expertos que las mantienen. Los estudiosos gallegos afirman que Colón nació en Pontevedra por la toponimia usada por Colón en los accidentes geográficos que bautizó en las nuevas tierras y que coinciden con lugares o realidades gallegas, por el uso del almirante de vocablos gallegos y por la casa que la familia Colón, con registros notariales comprobados, tenía en esas tierras. Incluso, la Asociación Cristóbal Colón de Pontevedra, asegura que su verdadero nombre era Pedro Madruga.

Misma versión sostienen los expertos portugueses de la Universidad de Coimbra, que afirman que Colón en realidad se llamaba Pedro Ataíde y era un corsario portugués.

Antonio Fernández. Barcelona

Por su parte, la versión del origen catalán de Colón es obra del controvertido Cercle Catalá d'Historia. En este caso Colón vendría de la familia burguesa Francesc Colom, su nombre sería Cristófor Colom e, incluso, su hermano Francesc Colom habría ejercido de president de la Generalitat. Esta hipótesis sustenta el engaño, en este caso premeditado, en el afán de Felipe II y Castilla en unificar y ostentar todo el poder de los reinos en la Península Ibérica.

Hay también versiones más extrañas aún que colocan el origen de Colón en el Báltico. Según el historiador noruego Tor Busch Sannes, el almirante era un compatriota suyo, hijo del noble Dominicus Bonte, que se trasladó a Italia huyendo de la ocupación de sus tierras por Dinamarca. Cristóbal Colón, su madre y sus hermanos se habrían reunido después con su padre en Italia.

La figura de Colón parece aceptar cualquier teoría sobre su nacimiento, pero el origen más aceptado por todos los académicos de la comunidad internacional es que Colón era genovés.

¿Cuántos hombres y qué profesiones tenían?

Una expedición como aquella conllevaba graves riesgos y era importante conformar un equipo justo en número y valía para llevarla a cabo. "Todos lo tenían por muerto a él y a todos los que iban con él", cita en su conferencia Navegando con Colón el historiador Manuel Fernández Álvarez, autor del libro 'La Gran Aventura de Cristóbal Colón', sobre el sentir de la gente en el momento de la salida de los barcos el 3 de agosto de 1492 del Puerto de Palos.

Sin embargo, aún hoy es complicado saber los oficios y el número de hombres subidos a la Pinta, la Niña y La Santa María. No existe una lista clara según asevera Alice Bache Gould, una investigadora estadounidense afincada en España, en un completo análisis que realiza en su obra Nueva Lista Documentada de los tripulantes de Colón 1492.

Imagen: EC.Imagen: EC.Imagen: EC.

Citando trabajos de otros expertos, la mayor experta en este asunto asegura que "sobre el número total de los que fueron con Colón se ha escrito mucho, que puede resumirse en una sola frase: las autoridades no están de acuerdo. Oviedo dice 120, Las Casas (con Fernando Colón) dice 90; un documento del Archivo de Alba, con autoridad de Diego Colón, dice 68". Su investigación dicta que había 88 personas confirmadas y 19 dudosas.

La investigadora norteamericana sí confirma los oficios que se creyeron necesarios para ir a descubrir la nueva ruta a Las Indias: "Un almirante, dos capitanes subordinados, tres maestres, tres pilotos y tres contramaestres, un alguacil de flota y un alguacil, un escribano, un cirujano, un físico, un sastre, un tonelero, un platero, un pintor, un despensero, un carpintero, un artillero, diversos calafates, un paje, un maestresala y un repostero de estrados son los profesionales confirmados que iban en los barcos". Falta alguna profesión, como cocinero, pero de esa no hay un rastro fehaciente de la persona que la realizaba.

¿Conocía Colón la ruta de Las Indias?

Este es quizá el enigma mayor de esta epopeya. ¿Conocía Colón por haberlo hecho antes o por haberlo escuchado de otro marinero el viaje que estaba haciendo? Un inmenso volumen del madrileño catedrático de historia, Juan Manzano y Manzano, titulado 'Colón y su Secreto, el Predescubrimiento', entra de lleno en esta polémica. Según este historiador que pasó años de su vida buceando entre los documentos del Descubrimiento, en el encabezamiento de la Capitulación del 17 de abril de 1492 (Capitulaciones de Santa Fe) se dice: "Las cosas suplicadas e que Vuestras Altezas dan e otorguen a don Chirstóval de Colón en alguna satisfacción de lo que ha descubierto en las Mares Oceanas y del viage que agora, con el ayuda de Dios ha de fazer...". Manzano escribe que "tan insólita, tan sorprendente, tan desconcertante resultó a algunos autores la frase -ha descubierto- del referido preámbulo que, estimándola producto de un descuido o equivocación, se decidieron a sustituirla en sus obras por la de -ha de descubrir-".

El libro dicta en su conclusión final una versión, parecida a la de otras teorías muy extendidas, que dice así: "Por la información que le facilitó el nauta anónimo, Colón conocía la existencia de la tierra firme de acá, el Mondo Novo".

La versión de que Colón supo durante su estancia en Portugal o por el matrimonio con su mujer portuguesa, Felipa Moniz, la existencia de una ruta a Las Indias es hoy tan manida como imposible de ratificar. Incluso en la lejana localidad irlandesa de Gateway hay un monolito en el que se lee: "En estas costas, alrededor de 1477, el marinero genovés Cristóbal Colón, encontró pruebas seguras de haber tierra más allá del Atlántico". Aquí se apunta a la vieja ruta vikinga que habría conectado ambos continentes siglos atrás por los mares del norte y que Colón habría conocido viajando a aquellas tierras.

¿Qué indígenas encontró en el Caribe?

El almirante hace referencia a dos pueblos, uno que encuentra y otro del que le dan referencias. El primero serían los llamados taínos. Ocupaban las actuales República Dominicana, Haití, Cuba, Puerto Rico, Bahamas y las llamadas Antillas Mayores y norte de Antillas Menores. Era un pueblo pacífico, que apenas conocía las armas hasta la llegada de la segunda tribu mencionada por el almirante según le contaron los taínos, los kalinago o caribes (a los que encontró en su segundo viaje).

Esta segunda tribu, que sí era un pueblo muy guerrero, habría llegado desde las actuales Venezuela y Colombia hasta las islas caribeñas y habría conquistado las llamadas Antillas Menores esclavizando y exterminando a los taínos. Sin embargo, en 2017, Charles Williams, Jefe Kaliango en su última reserva, el Kalinago Territory en la Isla Dominica, me manifestaba una opinión distinta en una entrevista: "Cuando España abrió la nueva ruta con Colón, entonces llegaron los británicos, franceses, portugueses y holandeses que vinieron también a por un trozo de tarta. Trajeron los esclavos y cuando la esclavitud fue abolida no se los llevaron a África, India o China. Los dejaron acá con el poder. Intentaban sacar a los indígenas de la faz de la tierra. Somos los supervivientes de la colonización. Es peor que lo que hizo Hitler". Para Williams, ellos eran un pueblo originario del Caribe, pese a venir del continente sudamericano y estar infligiendo a los taínos todos los mismos males que denuncia haber recibido de los europeos en siglos posteriores: esclavizar y exterminar a otro pueblo.

12 de octubre de 2019¿Descubrimiento, conquista o genocidio?

El 'tweet' de Colón del 12 de octubre de 1492 anunciando la llegada a tierra firme se llenará hoy de comentarios a favor y en contra que juzgan un hecho ocurrido hace cinco siglos. Algunos hablarán del Día de la Hispanidad y otros del Día del Genocidio. Se discutirá acaloradamente si fue Descubrimiento o Conquista. Habrá quizá lugares que decidan derribar la estatua de Columbus, como pasó en Los Ángeles en 2018. Otros, como el Paseo de la Reforma en Ciudad de México, donde la escultura amanecerá de nuevo con un cubo de pintura roja que alguien le tiró por encima y una pintada donde se lea "genocidio". También habrá gente que, por contra, glorificará la gesta sin aceptar errores, recordará la unión de dos mundos y resaltarán el mestizaje del que hablara el mexicano José Vasconcelos y que bautizó como "Raza Cósmica".

Lo cierto es que en esos barcos, además de hombres armados, también llegaba un arma invisible e involuntaria con la potencia de varias bombas atómicas que acabó desencadenando posiblemente el mayor exterminio de la historia de la humanidad: los virus. "El 95% de la población de América murió en los primeros 130 años de la conquista a causa de los virus", especifica el investigador estadounidense H.F. Dobyns. "La viruela se expandió por el imperio como la tinta se extiende por un papel secante. Millones de personas comenzaron a experimentar los síntomas al mismo tiempo: fiebre alta, vómitos, dolores agudos, granos purulentos por todo el cuerpo. Incapaz de contar las víctimas, el jesuita Martín de Murúa se limitó a afirmar que fallecieron infinitos millares", relata el estadounidense Charles C. Man en su libro, '1491, una nueva historia de las Américas antes de Colón'.

Hoy, prácticamente toda la comunidad científica internacional acepta que el sarampión, el tifus, la gripe, la difteria y la viruela que llegaron con la nueva ruta de Colón fueron los causantes de la muerte de la mayor parte de los indígenas americanos. Por supuesto, esto no significa que no hubiera numerosos casos de muertes violentas y el desmantelamiento de culturas autóctonas bajo el yugo del nuevo catolicismo.

Cristóbal Colón fallece el 20 de mayo de 1506 en Valladolid. Regresó tres veces más a América. Murió creyendo que había descubierto una nueva Ruta a las Indias y sin saber que había llegado a un nuevo continente desconocido para los europeos que se llamaría América. La historia de la humanidad dio un giro monumental tras aquel 12 de octubre del que hoy se cumplen 527 años. El último tweet que se le atribuye al Almirante es este:

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal