El exlíder ultraderechista austriaco abandona la política, acosado por el caso Ibiza

El antiguo líder del partido austríaco ultranacionalista FPÖ Heinz-Christian Strache anunció hoy que se retira de la política y se da de baja como militante de la formación hasta que se esclarezcan las acusaciones de corrupción que pesan sobre él y que salieron a la luz tras la publicación de un comprometedor vídeo del político en Ibiza junto a una supuesta millonaria rusa.

En una declaración ante la prensa en Viena, Strache hizo pública esa decisión poco antes de una reunión de la ejecutiva del FPÖ, donde se esperaba se decidiese su expulsión de la formación que lideró desde 2005 hasta mayo pasado. Strache apeló a la unidad de la formación ultra y pidió "evitar la división del FPÖ a cualquier precio".

Antonio Martínez. Berlín

La ejecutiva del FPÖ se reunió este martes para analizar los malos resultados en las elecciones legislativas del pasado domingo, donde sumó un 16,2%, casi diez puntos menos que en 2017.

Tras siete horas de deliberaciones, la cúpula de la ejecutiva anunció la "suspensión" de Strache como militante del partido, aunque no una expulsión formal.

El nuevo líder del partido, Norbert Hofer, dijo que la militancia de Strache se mantiene suspendida hasta esclarecer las acusaciones contra su antecesor. Eso sí, en caso de confirmarse las alegaciones de desfalco de dinero del partido, entonces el FPÖ expulsará a su histórico exlíder, aseguró Hofer en declaraciones a la televisión pública ORF.

Favores políticos

Strache dimitió como vicecanciller y líder del FPÖ en mayo después de que apareciera un vídeo, grabado dos años antes en Ibiza, en el que ofrecía favores políticos a cambio de financiación ilegal de su partido a una mujer que decía ser una millonaria rusa.

El FPÖ gobernó junto al conservador Partido Popular (ÖVP) de Sebastian Kurz entre diciembre de 2017 y mayo pasado, cuando ese escándalo rompió la coalición, provocó una moción de censura y las elecciones anticipadas del pasado domingo.

En las últimas semanas, Strache se ha visto involucrado en un caso de supuesto desfalco por el uso durante años de fondos del FPÖ para pagar el alquiler de su casa y disponer de 10.000 euros mensuales en dietas sin declarar. Actualmente hay una investigación de la fiscalía por presunta malversación y la Policía detuvo durante un día a su antiguo guardaespaldas e interrogó a su exsecretaria.

Caída de la ultraderecha

La nueva dirección del FPÖ, encabezada por Hofer, ha tratado de marcar distancias con Strache y le ha responsabilizado del mal resultado electoral.

Strache volvió a insistir hoy en que tanto el escándalo del vídeo de Ibiza como sus más recientes acusaciones de corrupción forman parte de "una campaña sucia" para debilitar al FPÖ antes de elecciones claves. El escándalo de Ibiza y las acusaciones de corrupción contra Strache han golpeado al FPÖ en su misma línea de flotación ya que la formación ultra siempre se ha presentado como un partido limpio.

Kurz, pese a lograr el 37,5 % de los votos y contar con 71 de los 183 diputados del Parlamento, necesita un socio para Gobernar y el FPÖ estaba en la lista de posibles candidatos aunque Hofer ha asegurado que su formación pasará a la oposición.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal