El Brexit de Boris tendrá que esperar: Westminster pospone votar el acuerdo

Ni siquiera el añadido histórico de celebrar sesión extraordinaria en sábado -algo que no sucedía desde la Guerra de las Malvinas en 1982- ha logrado que sus señorías ratifiquen el acuerdo de retirada del Brexit que el 'premier' británico, Boris Johnson, cerró el jueves con Bruselas. La votación ni siquiera ha tenido lugar.

Se ha pospuesto al lunes. Y la gran pregunta ahora es si el primer ministro cumplirá con la Ley Benn que le obliga al Reino Unido a pedir esta noche nueva prórroga a la Unión Europea. Por el momento, el inquilino de Downing Street se niega a negociar una nueva extensión de plazos. Todo ha llegado ya a un punto tan técnico -y rocambolesco- que resulta complicado entender qué está pasando en la saga de un divorcio que se antoja eterno.

Este sábado, la gran expectación era si Johnson conseguiría obtener el ansiado número: los 320 votos necesarios para ratificar el pacto. Y, sin embargo, la enmienda presentada en el debate previo por el ex 'tory' rebelde Oliver Letwin, ahora independiente, ha dado un drástico giro a los acontecimientos. Los diputados la han aprobado por 322 votos a favor frente a 306 en contra, por lo que la votación se ha pospuesto hasta el lunes.

Y la gran pregunta ahora es si el primer ministro cumplirá con la Ley Benn que le obliga a pedir esta noche nueva prórroga a los Veintisiete. Por el momento, el inquilino de Downing Street se niega a negociar una nueva extensión de plazos.

Celia Maza. Londres

La enmienda en sí señala que el acuerdo no debe ser sometido a votación en la Cámara de los Comunes hasta que se apruebe previamente toda la normativa necesaria para “legitimar” la salida en sí. Para garantizar una salida del bloque ordenada, aparte de la ratificación del acuerdo -tanto en Westminster como en el Parlamento Europeo-, se necesita además aprobar una serie de leyes británicas para cambiar el marco legal doméstico y oficializar sobre el papel que el Reino Unido ya no es parte de la UE.

Según Letwin, esta enmienda no intentaba perjudicar los planes del Gobierno sino garantizar que no habría Brexit sin pacto “por defecto” el 31 de octubre, que es cuando termina prórroga actual concedida por los Veintisiete. Según el diputado, si este sábado se hubiera ratificado el pacto pero luego no da tiempo a tener toda la legislación aprobada a tiempo, por “error técnico”, habría tenido lugar el temido divorcio caótico para Halloween. “A día de hoy, todavía es posible salir a finales de este mes”, matizó el diputado.

En cualquier caso, los euroescépticos denuncian que es otra “artimaña” de los parlamentarios pro UE para retrasar todo el proceso e incluso intentar evitar en última instancia la salida del bloque.

¿Cumplirá su palabra?

Lo cierto es que se plantean ahora muchas preguntas, ya que, durante la tramitación de las leyes británicas en el Parlamento, sus señorías pueden presentar enmiendas. ¿Y qué ocurriría si se aprueba una que demande que todo el Reino Unido, y no solo Irlanda del Norte, quede dentro de la unión aduanera? Eso chocaría frontalmente con el acuerdo pactado con Bruselas.

¿Se podría aprobar una enmienda que solicite un nuevo referéndum? Este sábado, mientras sus señorías debatían en la Cámara de los Comunes, miles de personas han salido a la calle convocadas por People´s Vote, la campaña que aboga por una nueva consulta.

En cualquier caso, la cuestión más inminente es si esta noche Johnson cumplirá su palabra de sacar al país del bloque “sí o sí” para el 31 de octubre o cumplirá la ley. La oposición laborista -precisamente con la ayuda de un grupo de tories rebeldes entre los que se encuentra Letwin- logró sacar adelante a principios de septiembre una normativa que obliga al primer ministro a solicitar nueva prórroga a Bruselas si para este sábado 19 de octubre, la Cámara Baja no había ratificado un acuerdo de retirada.

De momento, Johnson insiste en que no negociará más extensiones de plazos. Pero el Tribunal de Escocia ya avanzó que tomaría medidas este lunes si Johnson no cumple con la ley.

Nacho Alarcón. Bruselas

Bruselas espera claridad

La Comisión Europea ha reaccionado rápidamente a la votación en el Parlamento británico señalando que “toman nota” de la aprobación de la enmienda Letwin, “que significa que el Acuerdo no será sometido a votación hoy”. Pero Bruselas deja claro que el balón está en el tejado de Downing Street.

“Corresponde ahora al Gobierno del Reino Unido informarnos sobre los próximos pasos lo antes posible”, asegura Mina Andreeva, portavoz de la Comisión Europea.

Los embajadores permanentes ante la Unión Europea tienen prevista una reunión sobre las 9:30 am del domingo, que en un principio estaba destinada para acordar la reacción europea ante una votación del acuerdo del Brexit. Aunque finalmente no se ha producido, los diplomáticos han decidido -al menos por el momento- mantener el encuentro, que ahora servirá para empezar a coordinar una reacción a este nuevo escenario.

Nacho Alarcón. Bruselas

En principio en la UE nadie quiere empujar al Reino Unido fuera del club por las bravas. Pero, pese a que no se rechaza de plano una hipotética prórroga, varias fuentes diplomáticas insistieron en los últimos días que París rechazaría una extensión si Londres no ofrecía a cambio unas elecciones generales o un referéndum -en caso de que el acuerdo fuera rechazado en Westminster-.

Pero el texto todavía no ha sido rechazado. Por eso es probable que Bruselas se mantenga a la expectativa durante algunas horas. No quiere verse arrastrada a un eterno debate sobre prórrogas y menos dar una extensión rápida hasta el 1 de diciembre solo para tener que volver a extenderla hasta enero si el acuerdo renegociado por el Reino Unido y la Comisión Europea es finalmente rechazado por el Parlamento británico en los próximos días.

¿Y quién pide la prórroga? La UE lo tiene claro. “Negociamos con Gobiernos o primeros ministros”, confirma una fuente comunitaria. Es decir, la Comisión Europea espera que el próximo movimiento, si llega, sea de Johnson.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal