"Acabaremos con la libertad de movimiento", dice una ministra británica entre aplausos

El lema de la campaña por el Brexit fue "Retomar el control" ('Take control back'). Y parte de ese control que el partido conservador quiere "recuperar" es eliminar la libertad de movimiento que promulga la Unión Europea entre los países miembros "de una vez por todas", según el discurso de una sonriente ministra de Interior británica, Priti Patel, en el congreso 'tory' de este martes.

"Tenemos una responsabilidad en particular. (Y esta es) acabar con la libertad de movimiento de la gente de una vez por todas", declaró la responsable de Interior del Gobierno conservador británico de Boris Johnson.

Entre pausa y pausa de efecto, con una amplia sonrisa por parte de la secretaria, el mensaje fue recibido con una auténtica ovación en la sala, llena de partidarios del partido conservador.

En el Congreso Anual de la formación conservadora, que se celebra estos días en Manchester, Patel explicó que Reino Unido introducirá un sistema de inmigración similar al autraliano, famoso por su dureza. Este sistema se fundamentaría en una serie de "puntos" a los potenciales inmigrantes, que les de acceso al país o no en función de "el mejor interés" de Reino Unido.

Hija de inmigrantes

Patel, consciente de que el discurso anti inmigratorio podría resultar extraño en boca de una hija de inmigrantes, añade: "Dejad que os diga algo. Esta hija de inmigrantes no necesita que le den lecciones desde la élite liberal y metropolitana del norte de Londres". Priti Patel, nacida en Londres, es hija de inmigrantes originarios de India y después radicados en Uganda que tuvieron que huir en los años 70 de la persecución del presidente Idí Amin Dada.

En España viven y trabajan más de 240.000 nacionales británicos

En contraste de los aplausos que ha recibido el discurso de Patel entre los asistentes al congreso conservador, en redes sociales el mensaje ha sido duramente criticado, señalando que la libertad de movimiento por los países de la Unión Europea es un derecho del que se benefician también los británicos.

En España, uno de los lugares preferidos de destino para los británicos fuera de la isla (el primero en la UE), residen más de 240.000 nacionales británicos (antes del Brexit, llegaban a casi los 400.000).

El Confidencial

Las cifras más recientes apuntan a entorno a 784.900 británicos viven en total en países europeos, excluyendo el Reino Unido e Irlanda, aunque las fuentes advierten que puede haber "cientos de miles" sin incluir. España, Francia y Alemania son los países europeos que más británicos acogen.

Por el momento y ante la falta de un acuerdo de divorcio, países de la UE se han comprometido a mantener ciertos derechos para los ciudadanos británicos "siempre que el Reino Unido aplique las mismas medidas con los ciudadanos comunitarios".

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal