Time: Rusia ayudó en secreto a Venezuela para crear el petro

Rusia influyó para que el gobierno de Venezuela lanzara una criptomoneda como una herramienta para evadir las sanciones estadounidenses, según dijeron fuentes cercanas al Kremlin a la revista estadounidese Time.

 

 

 

“De acuerdo con un ejecutivo de un banco estatal ruso que se ocupa de las criptomonedas, los principales asesores del Kremlin han supervisado el esfuerzo en Venezuela, y el presidente Vladimir Putin lo aprobó el año pasado. ‘Las personas cercanas a Putin le dijeron que así es cómo se podía evitar las sanciones. Así es como comenzó todo”,  reseñó la publicación.

 

 

 

La revista indicó que el Kremlin no respondió preguntas enviadas por correo electrónico sobre el petro, y el Ministerio de Finanzas de Moscú insistió en una declaración que ninguna de las autoridades financieras de Rusia estaba involucrada en la creación del petro. El gobierno venezolano no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

 

 

 

Rusia ha coqueteado con la idea de crear su propia criptomoneda e impulsar a Venezuela a crearla luce como una especie de experimento. El Banco Central ruso, sin embargo, se ha resistido a esta idea, porque correría el riesgo de desestabilizar la moneda real de Rusia, dijo a Time el ejecutivo del banco estatal ruso. “Para Rusia, es demasiado peligroso”, afirmó. “Si decimos que la única razón por la que lo hacemos es para evitar las sanciones de EEUU, entonces a los Estados Unidos definitivamente les disgustará”.

 

 

 

Como en efecto ocurrió con el caso del petro, criptomoneda que desde el lunes 19 de marzo tiene vetadas sus transacciones con empresas o individuos de Estados Unidos.

 

 

 

El banquero afirmo que Rusia, en lugar de poner en riesgo el rublo, alentó a su aliado en América Latina a realizar el experimento en sí mismo. “Venezuela no tiene nada que perder. Para ellos es la única oportunidad”, dijo, en referencia al valor del bolívar.

 

 

 

Time afirma que “la conexión rusa con este experimento se hizo aún más clara al día siguiente (del inicio de la preventa del petro) cuando Maduro envió a su ministro de finanzas, Simon Zerpa, para informar al gobierno ruso sobre los resultados. Zerpa se reunió ese día en Moscú con el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, y otros funcionarios, y publicó fotos de las reuniones en Twitter. ‘Entregamos a Min. Siluanov actualizó la información sobre nuestra criptomoneda’, escribió el ministro venezolano”.

 

 

 

Sin embargo, el ministerio ruso negó a la revista estadounidense que la criptomoneda venezolana haya sido uno de los temas de la reunión: “No se discutió durante la reunión o en algún momento posterior”, ni los ministros hablaron de “ninguna cooperación en este sentido”.

 

 

 

La idea del rublo digital parece haberse enfriado. Dos días después de la creación del petro, una de las principales agencias de noticias rusas, Interfax, informó sobre una carta que Putin había recibido de Siluanov, su ministro de Finanzas. La carta informaba al Presidente que, bajo ciertas condiciones, el gobierno debería permitir la creación de un “criptorublo rusa privado”. Pero debería evitar respaldar tales proyectos con dinero o recursos estatales, ya que los riesgos financieros aún son demasiado altos.

 

 

La conexión con Rusia del proyecto de petro hasta ahora solo ha sido pública tras la  presentación en televisión de Denis Druzhkov y Fyodor Bogorodsky, con cuyas empresas Maduro firmó acuerdos.

 

 

 

Señala Time que Druzhkov, el más joven de los dos, parece ser relativamente nuevo en el mundo de las criptomonedas. Él solo fundó su start-up en este campo el otoño pasado, una casa de comercio en línea llamada Zeus Exchange. Su compañero en esa empresa, un rico industrial ruso y coleccionista de arte llamado Sergei Litvin, también parece no tener experiencia previa en criptomoneda. Pero Litvin se sienta en la junta ejecutiva de un conglomerado que ha estado bajo sanciones estadounidenses desde 2014. El conglomerado, Stroytransgaz, controlado por uno de los amigos más antiguos de Putin, el multimillonario comerciante de petróleo Gennady Timchenko, quien también está bajo sanciones de EEUU.

 

 

Hablando con Time por teléfono desde Maastricht, en los Países Bajos, donde estaba buscando expandir su impresionante colección de arte renacentista, Litvin dijo que Rusia, como otros países, está observando de cerca el experimento venezolano. “Estamos interesados ​​en cómo se desarrollará. Queremos ver los puntos débiles en un proyecto así “. Insistió, sin embargo, que él y Druzhkov solo estaban haciendo un “análisis técnico” del petro y no participaron en su construcción. Druzhkov, que posó para las fotos junto a Maduro durante el lanzamiento oficial del petro, rechazó numerosas solicitudes para hablar sobre su papel.

 

 

Su otro socio ruso en este proyecto sí contestó las llamadas de Time. Ex ejecutivo de varios bancos rusos importantes, Bogorodsky se mudó a Uruguay en 2009 y se convirtió en embajador informal de la cultura rusa en América Latina. Desde allí, ha mantenido estrechos vínculos comerciales con Rusia y otros ex estados soviéticos, a veces colaborando con agencias gubernamentales en proyectos de tecnología e infraestructura, según su sitio web personal e informes de noticias locales. Su relación con Venezuela comenzó en diciembre, más o menos cuando Maduro anunció sus planes para lanzar el petro, y cuando Putin ordenó a su gobierno analizar los beneficios de una criptomoneda rusa.

 

 

“Rusia se ha estado moviendo en esta dirección por un tiempo, tratando de redactar leyes para regular las criptomonedas”, dijo Bogorodsky desde Montevideo, la capital uruguaya. Pero este proceso se ha empantanado en detalles burocráticos, mientras que Venezuela “quería avanzar rápido”, dice. “Estábamos listos para ayudar”.

 

 

Su compañía, Aerotrading, cuyo sitio web apareció el día después del lanzamiento del petro, ha servido como el “socio técnico” de Venezuela en este proyecto, dice Bogorodsky. Pero no ha participado en las conversaciones oficiales entre los gobiernos ruso y venezolano: “No tenemos nada que ver con eso”.

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal