El papa anima a jóvenes a gritar ante manipulaciones

El papa Francisco celebró la misa del Domingo de Ramos con la que da inicio la Semana Santa y se dirigió a los jóvenes cristianos para invitarles a gritar ante quienes intentan manipular la realidad y silenciarlos.

 

 

 

El pontífice rememoró la entrada de Jesús de Nazaret en Jerusalén, y explicó que la algarabía de sus fieles y discípulos despertó el enojo e irritación de algunos que, con el relato dominante, hicieron que la gente acabara por pedir su ejecución en la Cruz.

 

 

 

“Así nace el grito del que no le tiembla la voz para gritar: ¡Crucifícalo!; no es un grito espontáneo sino el grito armado, producido, que se forma con el desprestigio, la calumnia, cuando se levanta falso testimonio”, afirmó ante la plaza de San Pedro.

 

 

 

Dijo que estas acusaciones provienen de quien manipula la realidad y crea un relato a su conveniencia y no tiene problema en manchar a otros para acomodarse; agregó que es el grito del que no tiene problema en buscar los medios para hacerse más fuerte y silenciar las voces disonantes.

 

 

 

“Es el grito que nace de trucar la realidad y pintarla de manera tal que termina desfigurando el rostro de Jesús y lo convierte en un malhechor. Es la voz del que quiere defender la propia posición desacreditando especialmente a quien no puede defenderse”, denunció el Papa.

 

 

 

De este modo, subrayó que se acaba derribando la esperanza, matando los sueños, suprimiendo la alegría, y que así se termina blindando el corazón, enfriando la caridad”.

 

 

 

Francisco señaló que la fabricación de este relato es actual y se dirigió a los jóvenes, en esta XXXIII Jornada Mundial Diocesana de la Juventud, para recordarles que la alegría que Jesús despierta en ellos es motivo de enojo e irritación en algunos. “Un joven alegre es difícil de manipular”, afirmó. Con esta expresión provocó el aplauso de los asistentes a la misa.

 

 

 

“Hacer callar a los jóvenes es una tentación que siempre ha existido. Hay muchas formas de silenciar y de volver invisibles a los jóvenes. Muchas formas de anestesiarlos y adormecerlos para que no hagan ruido, para que no se pregunten y cuestionen”, dijo.

 

 

 

Fuente: El Nacional

Por Confirmado: David Gallardo

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal