Telefónica examina sus objetivos y dividendo de este año

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica.

 

 

 

 

La teleco presenta el jueves sus resultados de 2017, en plena agitación en los mercados
Las acciones de dejan un 6,3% desde principios de año

 

 

Telefónica afronta una semana clave para recuperar el favor de los mercados financieros. La operadora presenta este jueves sus resultados de 2017, quizá los que más expectación han generado en los últimos tiempos dada la complicada evolución en Bolsa (las acciones de dejan un 6,3% desde principios de año, en línea con el conjunto del sector en Europa). Antes presentará las cuentas de sus filiales en Brasil y Alemania, que este viernes también celebrará en Londres su día del inversor.

 

 

Los inversores están muy pendientes de datos de relevancia entre los que destaca la evolución de su reducción de deuda, pilar clave de la estrategia de la empresa, que llegó a apostar por reducir el dividendo para rebajar el apalancamiento por la vía orgánica. El consenso del mercado apunta a que Telefónica habrá cerrado 2017 con una deuda financiera neta de 44.931 millones de euros, frente a los 47.222 millones con los que cerró el tercer trimestre (45.947 millones al incluirse la venta del 40% de Telxius a KKR).

 

 

 

Con respecto a la evolución de las operaciones, los analistas han empezado a lanzar sus apuestas. Deutsche Bank prevé un crecimiento de los ingresos en términos orgánicos del 2,8% en el conjunto de 2017, por encima del 1,5% establecido por la propia operadora en sus objetivos. El banco germano destaca factores como la fortaleza de Brasil, el retorno al crecimiento de Alemania excluyendo el impacto regulatorio y la debilidad de países pequeños como Perú y Chile.

 

 

 

Con respecto a España, el principal mercado en aportación de volumen de negocio, estos analistas apuntan a una aceleración de la actividad, con un incremento de los ingresos por servicios del 0,5% en el cuarto trimestre (frente a un crecimiento del 0,4% en el tercer trimestre, y descensos en el segundo y el primero, del 0,8% y el 1,5%, respectivamente). Y todo gracias a factores como la mejora en el mercado residencial de banda ancha (con una ganancia de 4.000 clientes frente a una pérdida de 34.000 en el primer semestre del año) y las subidas de precios.

 

 

 

De cara al futuro, en el mercado se quiere saber cuál puede ser el guidance de Telefónica para 2018. Un cuadro de objetivos que deberá incluir los términos de la retribución para el accionista para el nuevo año. En este sentido, Deutsche Bank apunta a que la teleco abonará un dividendo en 2018 y 2019 de 0,40 euros por acción, en línea con 2017. La decisión final está en manos del consejo de administración de la operadora.

 

 

 

La teleco todavía tiene pendiente el pago del segundo tramo del dividendo del pasado año, por un importe de 0,20 euros por acción, que tendrá lugar en el segundo trimestre.

 

 

 

De igual forma, de cara a los objetivos de 2018, estos analistas prevén un incremento de los ingresos de Telefónica en términos orgánicos del 1,5% en 2018. Al mismo tiempo, apuntan a un ebitda en 2018 de 16.255 millones de euros, frente a 16.144 millones en 2017.

 

 

 

Además, prevén un ratio de capex frente a ventas del 16%. En este sentido, Telefónica afronta este año subastas de espectro para móvil 4G y 5G en países claves como España y Reino Unido, además de mercados como México.

 

 

Movimientos en  2018

 

 

Operaciones. La atención del mercado se centra en los posibles movimientos corporativos para reducir deuda. Entre otras operaciones, según fuentes del mercado, figuran una OPV de la filial británica O2 así como las posibles desinversiones en Latinoamérica.
Televisión. Otra de las incógnitas se centra en las subastas de derechos televisivos para el fútbol, por su histórico coste para la empresa. Telefónica, de momento, negocia un acuerdo para integrar Netflix en Movistar+.

 

 

Cinco día

SANTIAGO MILLÁN ALONSO

 

 

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal