Ropa usada: el último recurso para comer y vestirse en Venezuela

Para el dueño de una tienda le resultaba impensable que las personas vendieran las prendas para poder comer y comprar medicinas

En el centro comercial Único, ubicado al este de Caracas, una tienda sirve como recurso a los ciudadanos que no tienen para comprar ropa nueva si no usada. Su nombre es Boutique su Confidente y se encuentra abierta desde hace 31 años.

 

 

Las personas revisan los largos percheros para examinar las prendas de ropa organizadas por categoría y ver cuál pueden comprar de acuerdo con sus gustos y capacidad adquisitiva.

 

 

 

“Es un ahorro significativo venir para acá. Me enteré de la tienda una vez que vine al centro comercial y me llamó la atención la cola que vi en la puerta. He comprado faldas, pantalones, camisas. Me he ido equipando aquí”, dijo una de las compradoras frecuentes al portal Infobae.

 

 

Para su dueño, Víctor Correa, resultaba impensable para él hace unos años que las personas vendieran las prendas para poder comer. “De 10 personas que vienen en la semana a vender ropa, dos me dicen que es para comprar comida”, dijo.

 

 

Cuando Correa comenzó el negocio, la ropa que le llegaba era vendida por personas que se iban del país. Sin embargo, jamás pensó que comprar ropa usada fuera la única opción para muchos en Venezuela.

 

 

 

“Una vez llegó una señora con ropa muy fina de una niña como de 15 años que aquí iba a tener poca salida. Le dijimos que no podíamos comprarle la ropa. La señora se puso a llorar y me confesó que no tenía para las medicinas de su hija que estaba muy enferma. No le compramos la ropa pero le dimos dinero para que comprara la medicina”, sentenció.

 

 

Seguir leyendo en Infobae

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal