Para detener invasión: Guyana instala dos bases militares en frontera con Venezuela

 

 

En un intento por impedir “una incursión e invasión”, Guyana estableció esta semana dos bases militares en su frontera con Venezuela, luego de que Brasil y Colombia tomaron medidas similares.

 

 

 

Soldados venezolanos han entrado a territorio guyanés en búsqueda de comida, mientras que civiles llegan al país buscando atención médica y venden drogas o cualquier cosa que puedan, según autoridades de la pequeña excolonia británica ubicada en el noreste de Sudamérica.

 

 

Brasil y Colombia ya fortalecieron la seguridad en sus fronteras con Venezuela este mes, en medio de un creciente flujo de cientos de miles de migrantes venezolanos desesperados que huyen de una crisis social y económica en su país.

 

 

Colombia impuso controles migratorios más estrictos y desplegó a personal de seguridad. Brasil, por su parte, envió más soldados y comenzó a reubicar a decenas de miles de refugiados venezolanos.

 

 

La frontera de 800 kilómetros entre Guyana y Venezuela es mayormente una jungla impenetrable. Venezuela reclama históricamente unos dos tercios del territorio guyanés, una disputa que se reactivó recientemente luego del descubrimiento de crudo frente a las costas de la excolonia británica.

 

 

El presidente David Granger visitó el miércoles el poblado fronterizo de Kaikan, afirmando que es “la primera línea” contra cualquier intento de incursión e invasión.

 

 

“Las comunidades fronterizas son las guardianas de la integridad territorial y la seguridad nacional de Guyana. Ellas son nuestra primera línea de defensa”, dijo Granger en la pequeña aldea indígena.

 

 

 

Reuters

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal