Merkel reprocha a May su retraso en la negociación del Brexit

Merkel y May posan para la prensa tras reunirse en la Cancillería de Berlín – EFE

 

 

La canciller pospuso la cita con la «premier» británica en la Cancillería de Berlín aduciendo la liberación por Turquía de un periodista alemán

 

 

 

 

Merkel ninguneó a Theresa May en Berlín y convirtió hoy una cita considerada clave para el Brexit en un asunto aparentemente protocolario. Para empezar, May fue el tercer jefe de gobierno de la jornada en pasar por la Cancillería de Berlín, después del italino Gentiloni y del polaco Morawiecki. Además fue recibida con retraso por una buena razón, la liberación en Turquía del periodista alemán Deniz Yücel, que llevaba un año en prisión preventiva en Estambul y que era puesto en libertad 24 horas después de que la canciller se entrevistase personalmente con el primer ministro turco. Cuando, finalmente, le tocó el turno a May, Merkel dedicó su mejor sonrisa para pedir al gobierno británico que sincronice su reloj con el de Bruselaspara poder avanzar en las negociaciones con puntualidad algo más británica. “Queremos mantener el horario y eso significa que ya nos está presionando el reloj”, justificó la alemana.

 

 

 

“No, no me siento en absoluto frustrada”, respondió Merkel a los periodistas londinenses que preguntaban por la falta de avances, “ lo que sí siento es bastante curiosidad por saber más sobre los objetivos de Reino Unido”. La canciller alemana añadió que “seguramente ambas partes estamos en una especie de proceso de aprendizaje en el que esperamos encontrar un terreno común” para los asuntos comerciales en los próximos meses y deseó poder mantener una “estrecha asociación”. Solo precisó que no será tan estrecha como ahora y que tampoco habrá un “cherry picking” al gusto británico. Después de eso, May se quedó hablando sola, diciendo que quiere una asociación comercial “audaz y ambiciosa”, así como un nuevo acuerdo de seguridad sobre el que espera abundar este fin de semana, durante la Conferencia de Seguridad de Múnich, donde quiere dejar claro el “absoluto compromiso” del Reino Unido con la seguridad europea, ante la existencia de “retos y amenazas que no conocen fronteras”. Londres parece haber quedado atrapada entre el paréntesis en el que permanecen los Estados Unidos de Trump y el proyecto europeo para la defensa común que presentan Francia y Alemania, completamente al margen de Reino Unido.

 

 

 

Cualquier intento de la prensa de Berlín por conocer los detalles de la propuesta comercial británica chocaron con evasivas y sobre la marcha de las conversaciones May dijo que “el punto de las negociaciones es que dos partes se sientan, hablan y llegan a un acuerdo”, Su objetivo, repitió, es un pacto “completo” y “bueno para ambas partes”.

 

 

ABC.es

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal