David Moyes: En búsqueda de la estabilidad perdida

Finalizaba el primer trimestre del 2002, el segundo club de la ciudad de losBeatles deambulaba por la zona baja de la tabla, coqueteando con un descenso que, a falta de 3 meses para finalizar la temporada, parecía ineludible. La directiva de Goodison Park decidió cambiar el rumbo del equipo para obtener la ansiada salvación, cesando al hasta ese momento técnico Walter Smith. En un principio la apuesta fue arriesgada, ya que se decidió dar confianza a un joven entrenador escocés que despuntaba en la categoría de plata del fútbol británico.

 

 

Resultado de imagen para david moyes

 

 

David Moyes había tenido una discreta carrera como centrocampista, pasando de un club histórico de su ciudad, el Celtic de Glasgow, a deambular por varios clubes de la Championship, como el Bristol City o el Preston North End, club en el que finalizó su carrera como jugador en 1998 y empezó su historia en los banquillos, en primera instancia como asistente, para luego obtener el puesto deManager, ganando experiencia con un grupo de futbolistas que ya conocía dado su paso previo como jugador. Moyes lograría, primero como asistente, salvar al equipo de un descenso a la Division Three, para, ya como técnico, lograr el título de la Division Two la temporada 1999-00.

 

 

El técnico escocés guiaría a sus pupilos a finalizar en el cuarto puesto en su primera campaña en la Division One, puesto que les otorgaría la oportunidad de disputar la liguilla de Play-Off para acceder a la Premier League, quedándose a las puertas de un espectacular ascenso ya que perderían en la final, al salir derrotados por un contundente marcador de 3-0 ante el Bolton Wanderers.

 

 

Resultado de imagen para david moyes

 

 

La temporada 2001-02 David recibió la oportunidad de su vida, dirigir a todo un histórico de la Premier League, que a pesar de estar en horas bajas, seguía siendo un proyecto imposible de rechazar para un técnico que aún no había cumplido un lustro en los banquillos. Decidió pues abandonar al Preston North End sin haber finalizado la temporada,  para embarcarse en una aventura que se antojaba como decisiva para su carrera: lograr la permanencia y asentarse en la exigente Premier League, u obtener un descenso temprano, losa que sería difícil de cargar en su corta carrera como Manager.

 

 

A pesar del poco prometedor panorama, el escocés logra el objetivo, evitar el descenso, finalizando en el decimoquinto puesto, por lo que el Everton le da continuidad a su proyecto, y así Moyes tendría la oportunidad de dirigir su primera campaña completa en Premier League. La 2002-03 fue una campaña para hacerse un nombre propio, para que David Moyes se diera a conocer como un estratega cada vez más cómodo con su idea de juego. El equipo se adaptó a sus lineamientos y finalizaron la campaña en un meritorio séptimo puesto, a pesar de haberse quedado al borde de las competiciones europeas que marcaba el sexto puesto en adelante.

 

 

Indudablemente, la campaña que marcaría la carrera del técnico escocés seria la 2003-04. Ese año, el Everton finalizaría la temporada en el decimoséptimo puesto, justo al borde del descenso, gracias, en parte, a su nula capacidad para cerrar los partidos, impidiéndoles ganar su primer juego por Premier League hasta el mes de febrero. Terminarían la campaña con solo nueve partidos ganados y doce empatados en las treinta y ocho jornadas. Números sumamente pobres que estuvieron a punto de costarle el puesto a un Moyes incapaz de hacer reaccionar a sus pupilos. Sin embargo, la directiva decidió darle una oportunidad más al escocés, gracias a los buenos resultados obtenidos la campaña anterior, siempre con un despido en mente si el equipo no reaccionaba el siguiente curso.

 

 

Luego de esta muestra de confianza, el estratega escocés firmó la que sería su campaña de consagración, finalizando en un cuarto puesto que daba acceso a la fase previa de la Champions League, por delante de los rivales citadinos del Liverpool. La temporada 2004-05 seria excelente gracias al buen hacer de la directiva en el mercado de fichajes, consiguiendo el pase de jugadores que marcarían época en el club, como el ariete Marcus Bent, proveniente del Ipswich Town, o el australiano Tim Cahill, que llegaba luego de despuntar en el Millwall.

 

 

Resultado de imagen para david moyes mikel arteta

 

 

Aún más significativa fue la llegada del español Mikel Arteta, primero como cedido a mitad de temporada, para ser fichado en propiedad al finalizar la cesión. Pese a llegar en enero, el español se afianzó en el equipo titular, desplazando al hasta entonces dueño del puesto, el danés Thomas Gravensen, el cual salió en enero, pero del año siguiente, con el Real Madrid como destino. El mediocentro español se mantuvo durante seis temporadas y media, llegando incluso a portar el brazalete de capitán, hasta que fue fichado por el Arsenal.

 

 

Luego de esta histórica campaña, el Everton, de la mano de David Moyes, pasaría las siguientes 7 temporadas por encima del octavo puesto, compitiendo y entrando en Europa hasta en 5 oportunidades. Esa constancia en los resultados le valió al escocés para ser reconocido con el LMA Manager of the Year Award, premio otorgado por la asociación de técnicos de la Premier League, en las temporadas 2003-04, 2005-06 y 2008-09. Moyes le dio otro aire al club, otorgándole el reconocimiento y el respeto que tiene ahora, ya que cambió los objetivos de Goodison Park, pasando de pelear año a año por no descender a pelear por entrar en Europa, además de generar ingresos en las arcas del club gracias a sus continuas participaciones en competencias europeas y su posicionamiento en la parte alta de la tabla por los repartos televisivos.

 

 

Gracias a estos logros, David Moyes sería seleccionado para ocupar el lugar de otro escocés que también había sido constante en su trabajo. Sir Alex Ferguson se retiraría del banquillo del Manchester United luego de 27 años y 38 títulos. El mismísimo Ferguson propondría el nombre del entrenador del Everton para sustituirlo, ya que compartían un perfil similar, ambos practicaban la constancia como consigna. El objetivo era que Moyes lograra que la salida de Ferguson fuera lo menos traumática posible para el equipo Red Devil.

 

 

Resultado de imagen para david moyes alex ferguson

 

 

Así pues, David Moyes inicia la campaña 2013-14 en el banquillo del club más grande de Inglaterra con una plantilla heredada a la que solo le pudo hacer la inclusión, en verano, de un Marouane Fellaini que venía de ser pieza clave en los esquemas del escocés durante sus últimos años en el Everton. La plantilla del United necesitaba una profunda reestructuración, hecho que fue ignorado por Ferguson en sus últimas campañas, logrando sacar el máximo rendimiento de esos jugadores para conquistar el título de Premier League en la 20012-13.

 

 

Moyes, sin embargo, no tuvo la misma suerte, al encontrar un vestuario plagado de egos que dificultaron aún más su gestión. La falta de soluciones en la mitad de la cancha propició el definitivo cambio de rol de un Wayne Rooney que paso de ser el goleador del equipo en años anteriores a desempeñar labores de conexión y elaboración de jugadas, dada la incapacidad de los mediocentros disponibles: Tom Cleverley y Anderson Oliveira, para ocupar el puesto de acompañante del pivote posicional, posición ocupada por Michael Carrick o Darren Fletcher.

 

 

Este déficit fue paliado por Ferguson en su época con el buen hacer de Paul Scholes, el cual incluso llego a ser llamado por el escocés para que regresara a las canchas luego de su retiro en 2011, ante la falta de soluciones por parte de los jugadores que tenía disponibles. Pero a la llegada de Moyes, el centrocampista ingles se retiró definitivamente. Además de esto, otra de las soluciones implementadas por Ferguson, la reconversión de un Ryan Giggs que con la edad había perdido la velocidad para ejercer de extremo, pero había ganado visión de juego para retrasarse al puesto de mediocentro, tampoco podía ser utilizado por Moyes, ya que el jugador galés contaba con 39 años, por lo que no podía aguantar el ritmo competitivo de jugar hasta tres partidos a la semana.

 

 

Todo ello obligó al técnico escocés a buscar soluciones en el mercado de invierno, ante los malos resultados que acumulaban los Red Devils en el primer semestre de la temporada. Así pues, Moyes dio luz verde al fichaje de Juan Mata. El mediapunta español venia de ser elegido jugador de la temporada por la afición Blue, pero el ser relegado al banquillo de suplentes por Jose Mourinho, aceleró su salida del Chelsea.

 

 

Resultado de imagen para david moyes manchester united

 

Sin embargo el equipo seguía sin carburar, con una defensa envejecida y desconectada, un mediocampo incapaz de dominar al rival y una delantera lenta y predecible. David Moyes fue despedido a falta de cuatro jornadas para finalizar la temporada, luego de una estrepitosa derrota por 2-0 ante el Everton, en su regreso al estadio en el que fue ídolo, Goodison Park. Con esa derrota, el United perdía sus opciones de ingresar a la próxima edición de la Champions League, a la que había ido de manera ininterrumpida desde 1997.

 

 

El estratega escocés estuvo únicamente 7 meses fuera de los banquillos, ya que en noviembre de ese año fue contratado por la Real Sociedad en la que sería su primera aventura fuera de Inglaterra. El equipo donostiarra vivía una situación difícil, contando únicamente con nueve puntos de los treinta y tres que se habían repartido hasta el momento. Moyes lograría afianzarse y lograr convertirAnoeta en un bastión, logrando en enero de 2015 una importante victoria por 1-0 frente al Barcelona. Con esta seguridad en casa, la Real Sociedad finalizaría la temporada en el doceavo puesto, muy por encima de los puestos de descenso en los que se encontraba a la llegada del escocés.

 

 

Resultado de imagen para david moyes

 

A pesar de los resultados obtenidos la temporada anterior, David fue despedido  un par de meses después de comenzar la campaña 2015-16, nada más cumplir un año en el banquillo, dejando nuevamente al club donostiarra en la zona baja de la tabla, al borde de los puestos de descenso.

 

 

Así terminó su andadura fuera del campeonato inglés, ya que al finalizar dicha temporada, el Sunderland eligió al escocés para comandar su proyecto en la temporada 2016-17. Moyes llegaba pues a un sitio que se antojaba idóneo para recuperar la confianza, luego de dos despidos seguidos; un equipo en el que no tendría la presión que había tenido tanto en Old Trafford como en Anoeta, ya que el Sunderland se había acomodado en la mitad de la tabla de la Premier League durante los últimos 10 años.

 

 

Resultado de imagen para david moyes sunderland

 

Sin embargo, la temporada sería catastrófica, ya que los Black Cats ocuparían la zona baja de la tabla durante toda la campaña, confirmando su descenso al finalizarla en la última posición, con solo veinticuatro puntos. Moyes, que había indicado su intención de continuar al mando del Sunderland en la Championschip, dimitió dos semanas después de finalizar la temporada, sin exigir compensación económica a la directiva.

 

 

El presidente del West Ham United, David Sullivan, seleccionó a David Moyes en noviembre del 2017 para sacar al club de los puestos de descenso en los que el anterior técnico, Slaven Bilic, los había dejado. Así que el estratega escocés tendría una nueva oportunidad, esta vez en Londres, de dirigir en la Premier League. A pesar del gasto que los Hammers habían hecho en fichajes de renombre, como Joe Hart, Pablo Zabaleta, Marko Arnautovic o Javier ‘Chicharito’ Hernández, el equipo no parecía contar con la solidez y la capacidad de reacción que se intuía al momento de realizar la inversión. Por lo que Moyes se encontró con un difícil reto.

 

 

Nada más llegar, sentó al portero titular de la selección inglesa, Joe Hart, que había llegado cedido por el Manchester City, para darle la titularidad bajo el arco al experimentado Adrián San Miguel, demostrando que sería un movimiento acertado, ya que mejoraría las presentaciones del arquero inglés.

 

 

Resultado de imagen para david moyes west ham

En el último mercado de invierno el club londinense ha fichado como cedido al medio portugués Joao Mario, perteneciente al Inter de Milán, además de confirmar la incorporación de Patrice Evra como agente libre. Queda por ver si con esto será suficiente para finalizar la temporada, pero el tiempo le ha dado la razón a Moyes, ya que en solo 3 meses ha sacado a sus pupilos del decimoctavo puesto para llevarlos al doceavo, con una racha de buen juego y resultados que han sacado al equipo de los puestos de descenso.

 

 

Se dice que la directiva Hammer planea ofrecer un contrato de larga duración al estratega escocés al finalizar la temporada. Lo cual se ajusta con los objetivos del West Ham para seguir creciendo y entrar al Top-6, ya que, después de los 6 grandes, los londinenses son el club con mayores ingresos en la Premier League. Moyes podría haber encontrado el lugar en el que pueda establecerse, el sitio en el que se le dé continuidad a su proyecto para crecer y recuperar el respeto que se ganó en el Everton. Lo único que necesita para dar resultados: confianza y tiempo.

 

 

 

Michael Ricci / Gol Average

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal