Cúrcuma, un ingrediente básico en la alacena naturista

Llamada también el “azafrán de la India o de los pobres” y considerada como una especie sagrada, la cúrcuma en los últimos tiempos se convirtió en un ingrediente básico de la cocina naturista e ideal para sumar en una alacena saludable, incorporándola a las comidas de todos los días.

 

 

Las razones de su éxito tienen que ver con sus propiedades. Algunos de ellos:

 

 

– Se considera que tiene el poder de desintoxicar el organismo. Por eso, en India la suman a gran parte de sus platos y es uno de los ingredientes estrella de las distintas variedades de curry (mezclas típicas de especias que se agregan a las comidas para ayudar la digestión y tonificar el cuerpo).

 

 

– En la medicina Ayurveda -el sistema médico más antiguo y holístico- se usa como antiinflamatorio natural; en caso de dolores articulares, fiebre, artritis, inflamación, dolor menstrual, infecciones y enfermedades hepáticas. Los seguidores de esta corriente aseguran que es tan eficaz como el ibuprofeno para calmar dolores.

 

 

– Tiene efecto antioxidante y hay corrientes que aseguran que su consumo regular ayuda a disminuir la inflamación peri tumoral.

 

 

– Es protectora cardiovascular y de enfermedades como Parkinson y Alzheimer.

 

 

– Mejora los procesos digestivos y ayuda a la digestión de las proteínas. Esto es muy útil en los casos de colon irritable, digestión lenta y acidez.

 

 

A pesar de sus beneficios, no se recomienda su consumo en personas con tratamiento con anticuagulantes. Además, hay que tener en cuenta que ¡ningún alimento es mágico! Los beneficios se obtienen acompañados de hábitos de alimentación saludables de acuerdo a las necesidades individuales de cada persona y su estilo de vida.

 

 

De la tierra a la mesa: su proceso de elaboración

 

 

Los rizomas se recolectan, se barren las raíces y se limpian. Luego, se hierven entre 6 a 12 horas para liberar la esencia tintórea llamada curcumina, ahí su color cambia a amarillo y la pulpa, a naranja brillante.

 

 

El siguiente paso es secar los rizomas al sol durante tres o cuatro días. Este procedimiento también se puede hacer en hornos especiales.

 

 

Finalmente se muelen y, en el proceso de lavado y secado, pierden gran parte de su peso.

 

 

¿ Cómo utilizarla?

La cúrcuma puede agregarse a cualquier preparación para saborizar y agregar su color amarillo característico.

 

 

Queda muy bien con cereales y legumbres cocidas, como el arroz, quinoa, lentejas o garbanzos. En guisos y salteados.

 

 

También se puede agregar en ensaladas frescas, salsas, preparaciones con huevo o leches vegetales, sopas, verduras al horno o quesos vegetales.

 

 

Se recomienda agregarla al final de la cocción para no alterar su sabor y sus propiedades. Una cucharadita tipo té es la proporción por persona aproximada.

 

 

Para preparar una leche dorada, se puede mezclar leche vegetal con cúrcuma, canela y pimienta. Una vez tibia, se puede agregar miel.

 

 

 

Otras curiosidades

En Oriente, se utilizaba para teñir sedas y telas y en Oceanía, las mujeres la colocan en el pelo para tonalizarlo o como rubor dorado para sus mejillas.

 

 

Para implementar una receta detox y de belleza ancestral, se puede realizar un barrido sobre la piel con cúrcuma con un cepillo de cerdas naturales o una esponja vegetal. La piel es el órgano depurador más grande; la cúrcuma actúa como desinfectante y además, da brillo y elasticidad a la piel. En caso de pieles sensibles u otras afecciones, consultar con una dermatóloga.

 

 

 

 

Informe21

No hay comentarios

Publicar un comentario

Página principal